Tendencias
Entrecejo, arrugas, piel
Disminuir el consumo de alcohol es indispensable para evitar el envejecimiento prematuro, - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

¿Arrugas? Este es el hábito que acelera el envejecimiento prematuro

El consumo de alcohol en exceso es capaz de sumar varios años porque afecta de manera directa al ADN.

Las arrugas, las manchas en la piel, las líneas de expresión o la flacidez por pérdida de elasticidad, se presentan generalmente por el paso de los años. Sin embargo, hay otros factores que podrían afectar su pronta aparición.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista científica Molecular Psychiatry, el consumo de alcohol en exceso es capaz de sumar varios años porque afecta de manera directa al ADN a través de los telómeros, los cuales, se encargan de proteger el material genético de cada persona.

Los resultados de un nuevo análisis de base genética, señalan que el alcohol acelera directamente el envejecimiento del cuerpo al dañar el ADN de los telómeros, es decir, la región de secuencias repetitivas de ADN que se ubican en el extremo de un cromosoma para protegerlos de los daños.

El problema es que una vez que los telómeros se acortan demasiado se acelera el envejecimiento, pero lo que afecta más es que la probabilidad de desarrollar enfermedades relacionadas con la vejez aumenta de manera significativa, por ejemplo, cáncer, enfermedades coronarias o alzheimer.

Expertos señalan que hábitos como el tabaco, la alimentación y el estrés pueden afectar para el envejecimiento de la piel. Foto: Getty Images.
Las personas que suelen beber más seguido envejecen más rápidamente. - Foto: Foto: Getty Images.

En concreto, la longitud de los telómeros se considera un gran indicador del envejecimiento biológico, cada vez que una célula se replica, se pierden entre 50 a 100 bases de ADN, pero cuando los telómeros son demasiado cortos, las células ya no pueden dividirse y comienzan a morir, acelerando el envejecimiento prematuro.

Para realizar este estudio, los investigadores analizaron la relación que existe entre el consumo de alcohol y la longitud de los telómeros en 245 mil voluntarios de Reino Unido, donde se utilizó un método genético mejor conocido como aleatorización mendeliana, cabe resaltar que es la primera vez que se aplica para investigar los efectos del alcohol ante el envejecimiento.

Durante el estudio, los investigadores utilizaron variantes genéticas que se asociaban con el consumo de alcohol, así como trastornos por consumo de alcohol en estudios de asociación a gran escala del genoma. No obstante, para complementar el análisis, también se realizó una evaluación observacional, la cual se basó en la ingesta de alcohol semanal de los participantes.

Los resultados arrojaron una asociación significativa entre el consumo de alcohol en exceso con la reducción de los telómeros. Esto quiere decir, que las personas que suelen beber más seguido envejecen más rápidamente.

Hay que tener en cuenta que la mayoría de los participantes son bebedores actuales, mientras que sólo el 3 % de ellos no había bebido nunca y el 4 % ha bebido anteriormente, por otra parte, el 51 % fueron hombres y el 49 % mujeres.

Según, el estudio, existen dos conclusiones que apoyan que el alcohol influye en el proceso de envejecimiento, por un lado, los efectos del envejecimiento sólo se detectaron en los bebedores actuales, por otra parte, la variante genética más predominante en el análisis fue la AD1HB, es decir, el gen del metabolismo del alcohol.

En conclusión, disminuir el consumo de alcohol es indispensable para evitar el envejecimiento prematuro, pero también las enfermedades que se relacionan con la edad.

Señales del envejecimiento prematuro

Enrojecimiento en los ojos

  • Tener los ojos rojizos puede ser debido a alergias o por estar muchas horas delante de la pantalla, sin embargo, cuando se convierte en un síntoma crónico es señal de inflamación relacionada con la artritis.
  • Para esto, es clave seguir una proporción de 80 % de alimentos alcalinos y un 20 % de acidificantes, es decir, una alimentación donde la mayoría de los alimentos son frutas, vegetales y hojas verdes.

Párpados caídos y grasa alrededor de los ojos

  • El cansancio, la alergia, la retención de líquidos y los problemas de tiroides pueden reflejarse en párpados caídos, una señal de estrés oxidativo cuando los radicales libres empiezan a dañar las células.
  • El estrés oxidativo está bastante relacionado con el consumo de alimentos procesados o refinados. La solución está en cambiar las papas fritas por unos arándanos o zanahorias con hummus.

Arrugas y piel flácida

  • Para las arrugas prematuras, existen cremas, maquillajes e intervenciones de estética que ayudan a minimizar su visibilidad, pero esto no es suficiente.
  • Por esta razón, si no se le aporta al organismo alimentos limpios, especialmente aquellos que promueven una piel bonita, como las peras o la cúrcuma, puede que parezcan líneas naso-labiales profundas antes de lo que deberían.

Estrés

  • El estrés se relaciona con el síndrome de fatiga crónica y agotamiento de las glándulas suprarrenales y cardiopatías.
  • Las glándulas suprarrenales segregan cortisol cuando las personas están estresadas; si este es crónico, esta hormona circula de forma incontrolada en el torrente sanguíneo, dañando el sistema circulatorio y contribuyendo a la presión arterial elevada, sobrepeso, insomnio y ataques de pánico.