¿Cómo tener un cutis libre de arrugas? Esta es la dieta que siguen las japonesas
Arrugas y flacidez en la piel: cómo estimular la producción de colágeno de forma natural - Foto: Getty Images

salud

Arrugas y flacidez en la piel: cómo estimular la producción de colágeno de forma natural

Una buena alimentación es la clave principal para tener una piel sana.

Para el ser humano su imagen personal es muy importante, en especial para su autoestima. Con el paso del tiempo los años empiezan a dejar evidentes marcas que empiezan a preocuparnos, como las arrugas y la flacidez. Ambas son señales naturales del envejecimiento, pero que pueden evitarse si se mantiene un correcto cuidado de la piel.

Estos cambios en la piel son causados por diferentes variables. Por ejemplo, los contaminantes del medio ambiente en el que se transita y los factores a los que se ve expuesto el cuerpo durante la rutina diaria, como el humo de tabaco, suscitan un daño significativo en la piel.

Según Mayo Clinic, una de las principales causas de aparición de las arrugas es la exposición solar. Por eso, es muy importante utilizar tres veces al día protector solar, incluso si la piel no está expuesta directamente al sol. Este producto debe aplicarse también en casa y, en especial, cuando se trabaja mucho tiempo frente a una pantalla (computador, celular, tablet). Es importante proteger la piel de la luz azul, que es emitida por las pantallas.

Con el tiempo, también se observa que la piel va perdiendo poco a poco su elasticidad en las piernas, muslos, en los glúteos y otras partes del cuerpo. Esto sucede porque se debilitan los tejidos de sostén y se disminuye la producción de colágeno y elastina, las encargadas de brindar firmeza, sostén y elasticidad a todo el cuerpo. Además del envejecimiento, los embarazos, la obesidad y los cambios de peso también son factores que contribuyen a la formación de flacidez.

El colágeno es una de las proteínas del cuerpo más importantes y tiene diferentes funciones. Además de estar presente en la piel, también está en las uñas, huesos, ligamentos y tendones. Cada capa de la piel tiene tejido conectivo, que está compuesto por varias capas de colágeno, para dar soporte. Asimismo, estas capas contienen fibra de elastina, las cuales brindar fuerza y elasticidad.

Para evitar la alta prominencia de arrugas y flacidez en la piel es importante ayudar al cuerpo a producir colágeno. La estimulación de la producción de colágeno puede hacerse de forma natural. El portal Salud 180 menciona varias formas para hacerlo.

1. Alimentación balanceada

Cuidar la alimentación es uno de las principales claves para cuidar el aspecto de la piel. Una dieta balanceada, además de contribuir a la piel, beneficia a todo el cuerpo. Por esto, es relevante incluir en las comidas nutrientes que ayuden a la producción de colágeno como los aminoácidos glicina (gelatina) y prolina (huevos y lácteos).

Consumir alimentos ricos en vitamina C es otra de las formas de producir colágeno naturalmente. Algunas de estas frutas son las fresas, el kiwi, la guayaba y los cítricos. También se pueden incluir en la alimentación diaria el consumo de carnes y mariscos, que son proteínas de alta calidad.

2. Evitar exposiciones dañinas

Para estimular la producción de colágeno se deben contrarrestar los factores que dañan la piel. Se debe evitar exponerse a los rayos ultravioleta y a contaminantes como el humo de cigarrillo, ya sea de forma directa o indirecta.

3. Dormir

Dormir al menos ocho hora es lo que ayuda a que nuestro cuerpo se recupere y se repare. Al dormir el cuerpo continúa trabajando y se concentra en la producción de colágeno.

4. Hacer ejercicio

El entrenamiento y la actividad física ayudan a que el cuerpo mejore su circulación sanguínea y que sintetice la producción de colágeno. De igual manera, estimula la producción de la hormona de crecimiento, la cual afecta de forma positiva el proceso de creación de colágeno y de elastina.

5. Realizar masajes

Las mascarillas de aloe vera son una gran ayuda para el cuidado de la piel. Aportan hidratación y reduce la aparición de arrugas faciales.