ciencia

Así será la nueva tecnología que podría predecir infartos

Con inteligencia artificial se espera predecir los ataques de enfermedades cardiovasculares hasta por 10 años.


A través de un estudio publicado en la revista Nature Cardiovascular Research, se dio a conocer una nueva tecnología que promete ayudar a detectar cuándo se va a producir un infarto en aquellos pacientes vulnerables, utilizando la inteligencia artificial.

El estudio fue realizado por investigadores de la Universidad Johns Hopkins en Estados Unidos, quienes lograron encontrar y desarrollar la nueva tecnología que a través de imágenes de los corazones, además de los antecedentes de los pacientes, pueden llegar a ayudar a los médicos frente a futuros infartos o ataques al corazón, para de esa forma tomar acciones para proteger a los vulnerables.

La muerte súbita cardíaca causada por arritmia representa hasta el 20 % de todas las muertes en el mundo y sabemos poco sobre por qué está sucediendo o cómo saber quién está en riesgo”, fueron las palabras de Natalia Trayanova, autora principal de la investigación y profesora de ingeniería biomédica y medicina.

Y agregó: “Hay pacientes que pueden estar en bajo riesgo de muerte cardíaca súbita que reciben desfibriladores que podrían no necesitar y luego hay pacientes de alto riesgo que no están recibiendo el tratamiento que necesitan y podrían morir en la flor de su vida”, haciendo referencia a la falta de herramientas que necesitaría la medicina para determinar con mayor precisión la toma de decisiones para cada paciente.

Y en ese sentido, continuó explicando: “Lo que nuestro algoritmo puede hacer es determinar quién está en riesgo de muerte cardíaca y cuándo ocurrirá, lo que permite a los médicos decidir exactamente qué se debe hacer”, como respuesta a las necesidades tanto de los pacientes como de los médicos.

Entre tanto, la investigación utiliza una tecnología de aprendizaje llamada Survival Study of Cardiac Arrhythmia Risk (SSCAR), nombre que según la universidad hace referencia a las cicatrices que dejan las arritmias en los pacientes que las padecen, así como las predicciones que realiza este mismo programa.

Es de resaltar que para cada paciente se debe personalizar la herramienta, y se afirmó que tiene una alta precisión que puede prevenir la muerte súbita por 10 años por enfermedades cardíacas en los pacientes, anunciando los momentos en que la persona pueda sufrir de un infarto.

“Las imágenes llevan información crítica a la que los médicos no han podido acceder... Esta cicatrización se puede distribuir de diferentes maneras y dice algo sobre las posibilidades de supervivencia de un paciente. Hay información oculta en él”, afirmó el primer autor Dan Popescu, un exestudiante de doctorado de Johns Hopkins, haciendo referencia a las imágenes de cicatrices de personas que han sufrido enfermedades en el corazón que fueron recolectadas y estudiadas por el algoritmo.

A través del estudio de las cicatrices, así como otros datos de pacientes estudiados por la tecnología de inteligencia artificial, los investigadores lograron entrenar el algoritmo para que agrupara 22 factores como la raza, el uso de medicamentos, la edad, el peso de los pacientes afectados, entre otros datos, para que la herramienta pudiera analizar hasta los próximos 10 años del paciente.

Esto tiene el potencial de dar forma significativa a la toma de decisiones clínicas con respecto al riesgo de arritmia y representa un paso esencial para llevar el pronóstico de la trayectoria del paciente a la era de la inteligencia artificial”, dijo Trayanova.

Finalmente, concluyó que esta tecnología ”personifica la tendencia de fusionar la inteligencia artificial, la ingeniería y la medicina como el futuro de la atención médica”.