Tomar café con sal no es una mezcla muy común, pero expertos aconsejan beberla pues realza el sabor del café. Foto: Getty images.
Tomar café con sal no es una mezcla muy común, pero expertos aconsejan beberla pues realza el sabor del café. - Foto: Foto: Getty images.

vida moderna

Café con sal: estos son los beneficios de su consumo

Expertos indican que la sal puede reducir el sabor amargo del café.

Aunque lo más tradicional es tomar el café con un poco de azúcar, en algunas culturas esta bebida también le añaden sal como en Suecia, Hungría, Noruego y Turquía, así lo explica el portal Espacio café.

El famoso cocinero estadounidense, Alton Brown recomendó hace algunos años en uno de sus programas de televisión añadir un poco de sal al café para neutralizar el amargor. “La sal no solo reduce el amargor, sino que también suaviza el sabor ‘rancio’ del agua almacenada en el tanque”, en palabras que recoge el portal Espacio café.

Según un estudio realizado por la revista Natura encontró que ingerir café con sal “es la mejor forma para terminar con el sabor fuerte que deja esta bebida al paladar”, así lo indica el sitio web Cocina delirante.

Esto se debe a que, los iones del sodio, mineral que compone a la sal, extermina el amargor y, por lo tanto, modifica su sabor al hacerlo dulce”, explica el mencionado portal.

Aunque este estudio es muy reciente, los resultados coinciden con investigaciones realizadas en vino. “A éste se le agregaba sal, con lo cual se reducía principalmente el sabor a los vinos tintos, sin llegar a alterar su composición”, destaca Cocina delirante.

El sitio web Umicafé señala que en el imperio Otomano tenían una tradición antes del matrimonio, la cual era “beber café con unos granos de sal al momento de pedir la mano de una novia. Esta práctica es conocida como la ‘prueba del algodón’ y es llevada a cabo mientras que el padre de la novia da un discurso para el pretendiente”, indica el portal.

La novia prepara un tradicional café turco con un poco de sal, “el cual da a su prometido; si este bebe sin problemas lo que para muchos sería una terrible infusión, es una buena señal de que la dulce historia de amor seguirá su curso”, destaca Umicafé sobre esta tradición de tomar café con sal.

Pero lejos de las tradiciones de los otomanos, tomar café con sal se ha determinado luego de análisis que “elimina la amargura y el sabor será más placentero y equilibrado”, destaca el mencionado sitio web.

“Esta pequeña técnica, no solo funciona con el café, sino con cualquier bebida, en general, puesto que esta filtra los sabores muy fuertes y los realza”, explica Umicafé.

Se puede agregar una pequeña cucharada de sal al café molido antes de prepararlo o agregar una pequeña pizca a un café ya preparado para equilibrar los sabores, destaca Umicafé, pero recomienda “no agregarlo con exceso a cada taza”.

El consumo de café aporta al organismo antioxidantes y nutrientes como el potasio y el magnesio. “El café también puede reducir el riesgo de ciertas enfermedades como el Párkinson, el Alzheimer y la demencia”, señala Umicafé.

El café también “da un impulso de adrenalina y ayuda a quemar grasas”, además, los especialistas indican que agregar “crema, azúcar, jarabes y sabores para hacer que el café sea más apetecible, solo está acumulando calorías vacías”.

Añadir sal también sirve para “reponer algo del sodio que el cuerpo pierde cuando bebe café”, destaca Umicafé.

De acuerdo a estudios citados por Unicafé, “solo cuatro tazas de café al día pueden hacer que pierda hasta 1200 mg de sodio, que en realidad es la ingesta diaria recomendada. Una pizca de sal agregada a su infusión debería ayudarlo a recuperar algo de ese preciado sodio”.

“Añadir sal al café amortigua el amargor sin necesidad de utilizar otros aditivos”, afirma Sara Marquart, responsable de sabor en The Coffee Excellence Center, en palabras que recoge el portal Perfect Daily Grind.

“La sal resalta de forma natural el dulzor del café y mantiene los aromas agradables. Si las personas son sensibles al amargor, incluso en el café de especialidad, añadir sal es una buena alternativa al uso de leche y azúcar”, señala la experta.