salud

Cerebro: revelan el número de horas que se deben dormir al día para mantenerlo sano

El número de horas que se necesitan para garantizar un buen descanso varían teniendo en cuenta factores como la edad de cada individuo, el estilo de vida y el estado de salud.


Dormir bien tiene un sinnúmero de beneficios para la salud. Es un complejo proceso biológico en el que mientras las personas duermen, están inconscientes, pero a la par, las funciones del cuerpo y el cerebro están activas.

MedlinePlus, un servicio de información en línea provisto por la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, define el sueño como “un complejo proceso biológico que le ayuda a procesar información nueva, mantenerse saludable y a sentirse descansado”. Agrega que cuando la persona duerme está inconsciente; sin embargo, las funciones del cerebro y el cuerpo siguen activas.

Explica que durante el sueño, el cerebro pasa por cinco fases diferentes: Etapa 1, 2, 3, 4 y sueño de movimientos oculares rápidos (MOR o REM en inglés). En cada etapa ocurren situaciones diferentes. De acuerdo con la entidad, la persona pasa por distintos patrones de ondas cerebrales –patrones de actividad eléctrica en el cerebro– en cada una de ellas. “Su respiración, ritmo cardiaco y temperatura puede ser más rápido o lento en ciertas etapas. Algunas fases del sueño pueden ayudarle a sentirse más descansado y con energía al día siguiente”.

Las distintas fases del sueño, descritas por MedlinePlus, ayudan a la persona a sentirse descansado y con energía al día siguiente; aprender información, hacer reflexiones y formar recuerdos; descansar el corazón y el sistema vascular; liberar más hormona del crecimiento, que ayuda a los niños a crecer, así como también aumenta la masa muscular y la reparación de células y tejidos en niños y adultos; liberar hormonas sexuales, que contribuyen a la pubertad y la fertilidad; y a evitar enfermarse, creando más citoquinas (hormonas que ayudan al sistema inmunitario a combatir varias infecciones).

El número de horas que se necesitan para garantizar un buen descanso varían, se incluyen factores como la edad de cada individuo, el estilo de vida y el estado de salud, entre otros. MedlinePlus aclara que si bien hay quienes piensan que los adultos necesitan dormir menos horas a medida que envejecen, hasta la fecha no hay evidencia científica que demuestre tal afirmación.

En ese sentido, las recomendaciones generales para dormir son las siguientes: Recién nacidos, entre 16 y 18 horas al día; niños en edad preescolar, 11 a 12 horas al día; niños en edad escolar, mínimo 10 horas al día; adolescentes, 9 a 10 horas al día; y adultos –incluyendo adultos mayores–, 7 a 8 horas al día.

El número de horas que necesitan dormir los adultos puede ayudar a mantener la salud cerebral a medida que envejecen. No obstante, un nuevo informe del Consejo Mundial sobre la Salud Cerebral, encontró que una gran cantidad de adultos mayores dicen que no duermen lo suficiente, tratándose de un problema que puede contribuir a una variedad de trastornos de salud, como la demencia y la depresión.

Es un mito decir que los adultos necesitan dormir menos con el paso de los años. La evidencia claramente muestra que una mejor salud física y cerebral en los adultos mayores está relacionada con dormir de siete a ocho horas cada 24 horas”, afirma Sarah Lock, directora ejecutiva del Consejo y vicepresidenta senior de AARP, una organización estadounidense sin ánimo de lucro independiente que atiende las necesidades e intereses de las personas mayores de 50 años.

Por su parte, la presidenta del Consejo Marilyn Albert, profesora de neurología y directora de la división de neurociencia cognitiva en Johns Hopkins University en Baltimore, señala que “sabemos que los adultos tienen muchas interrogantes sobre cuánto sueño es suficiente, y el papel que el sueño juega en la salud cerebral y las funciones cognitivas”.

De este modo, el informe en mención evidenció que “la falta de sueño crónica coloca a las personas en mayor riesgo de padecer demencia, depresión, enfermedad coronaria, obesidad, diabetes, lesiones a causa de caídas y cáncer”.

La AARP’s 2016 sleep and brain health survey, una encuesta publicada en 2016 por AARP sobre la salud del cerebro y el sueño, evidenció que el 99 % de los adultos mayores de 50 años consideran que dormir es importante para su salud cerebral, pero solo el 43 % de ellos dijeron no dormir lo suficiente. Más de la mitad (54 %) de los adultos reportaron despertarse demasiado temprano en la mañana y no poder dormir nuevamente.

“Es normal que el sueño cambie con el paso de los años, pero la poca calidad del sueño a medida que envejecemos no es normal”, dice el informe citado por la AARP. “Aunque los trastornos del sueño se tornan más comunes con los años, a menudo esto se puede tratar. Los expertos enfatizan que las personas de cualquier edad pueden cambiar sus hábitos para mejorar su sueño”, añade la organización estadounidense.