vida moderna

Cinco efectos en el organismo cuando se deja la comida rápida

Además de ayudar a bajar de peso, seguir una dieta saludable trae otros beneficios.


Para las personas que quieren bajar de peso y llevar hábitos más saludables, la primera recomendación, además de hacer algo de ejercicio, es incluir en su dieta diaria alimentos saludables y evitar todo lo que se pueda la ingesta de comida procesada, es decir, aquellos alimentos precocidos que llegan a esa condición al ser sometidos a transformaciones industriales que los hacen ricos en sal, azúcares, carbohidratos refinados y grasas poco saludables. En resumen, todo aquello que ayuda a ganar peso.

Por ese motivo, quienes se someten a abandonar este tipo de comidas, por obligación deben comer frutas, verduras, carnes, pescados, huevos, leche, legumbres, entre otros alimentos que pasan de la granja, el huerto o el mar a la mesa sin demasiados añadidos. Además de perder peso, dejar de consumir ‘comida chatarra’, traerá otros beneficios a el organismo, entre los que están:

* La reducción de problemas de estómago

Problemas estomacales como el estreñimiento, los gases y la acidez, pueden ser provocados en muchos casos, por ingerir alimentos poco saludables, razón por la que el consumo de una dieta rica en nutrientes y fibra y el no consumo de comida procesada, hará que estos problemas disminuyan.

De esta manera quienes quieran evitar la retención de líquidos y demás molestias que se pueden presentar por el consumo de comidas rápidas, deben evitar los alimentos grasos, el alcohol, las comidas fritas o muy condimentadas, los cítricos y las bebidas gaseosas y reemplazarlos por frutas, verduras, legumbres y cereales integrales.

* Mejoras en el sueño

Muchas personas que ingieren sobre todo en las noches, galletas, helados, aperitivos salados y todo tipo de dulces, suelen sentir cierta ansiedad que los lleva a consumir algo de alimentos en medio de la noche, algo que no solo hace que se suban de peso, sino que incrementa los niveles de azúcar en sangre.

Además de esto, ingerir mucho sodio, elemento presente en grandes niveles en las comidas procesadas, también puede alterar el sueño, pues deshidrata e organismo y puede hacer que la jornada de descanso se vea interrumpida.

* Reducción de los dolores de cabeza

Varias investigaciones han mostrado que algunos de los componentes de los alimentos procesados pueden causar migrañas. Según explica Alan G. Finkel, doctor del Carolina Headache Institute y quien es citado por El Confidencial, no está claro que estos componentes sean directamente los desencadenantes de las migrañas, pero sí parece que una dieta rica en estos es un enemigo de las personas que sufren de dolores de cabeza.

* Aumento de la energía

Así como dormir bien y tener bajos niveles de estrés ayudan a que la energía de cada persona esté al máximo, mantener una dieta saludable también aporta a que el cuerpo se sienta descansado y se mantenga la vitalidad durante la jornada diaria.

Por ese motivo, evitar comidas procesadas, así como tomar suficiente tiempo de descanso, hará que el cansancio mental, emocional y físico, disminuya.

* Disminución del dolor articular

La inflamación de las articulaciones derivados de la artritis es una enfermedad que aqueja a muchos, y pese a que esta no se puede curar, si puede prevenirse, más aún si se mantienen unos buenos hábitos en la alimentación.

De esta manera, seguir una dieta que evite la inflamación es una de las mejores formas de evitar el dolor en las articulaciones, es decir, entre otras cosas, que se debe evitar el consumo de comidas procesadas.