vida moderna

¿Beber agua ayuda a perder peso? Esto es lo que dice la ciencia

Según un estudio de la Universidad Johns Hopkins, beber agua puede ayudar a bajar de peso, pero bajo ciertas condiciones.


En la alimentación y el mundo de las dietas existen muchas creencias para bajar de peso rápidamente, entre ellas está la convicción de que beber agua ayuda a adelgazar. Sin embargo, la ciencia dice otra cosa al respecto.

Beber agua por sí solo es un hecho que no ayuda, pues lo que realmente permite perder peso es estar en déficit calórico y quemar más calorías de las que se ingieren en las comidas. Por lo que, cuidar la alimentación es el paso principal, además, de acompañar la buena nutrición con ejercicio.

Por esta razón, beber agua no serviría de nada, sin embargo, si se está siguiendo una dieta acompañada de deporte, la ingesta de líquidos puede ayudar a conseguir que el objetivo de bajar de peso se efectúe más rápido.

De otra parte, según un artículo de la Universidad Johns Hopkins, beber más agua puede ayudar a adelgazar por varias razones, entre las que se encuentra que su ingesta antes de las comidas ayuda a disminuir el hambre. Cabe mencionar que el estudio fue realizado en 14 hombres entre edades de 27 años, una estatura promedio de 1,83, un peso promedio corporal de 80,47 (9,89) kg, grasa corporal de alrededor de 17,5 (4,0)% y un índice de masa corporal de 24,0 (2,5) kg.

¿Por qué beber agua puede ayudar a bajar de peso?

Tomar agua antes de comer ayuda a calmar el apetito y a reducir la ingesta de alimentos. Según el estudio, las personas que bebieron agua antes de las comidas consumieron un 22% menos que las personas que no lo hicieron.

Por su parte, beber agua ayuda a reducir la ingesta de calorías líquidas. Cuando se sustituyen las bebidas azucaradas, que por lo general contienen un alto nivel calórico, el organismo recibirá menos contenido de calorías innecesarias, lo cual ayuda notablemente en la reducción de peso. Además, reducir el azúcar proporciona otros beneficios para la salud.

Uno de los beneficios de beber agua es que naturalmente el organismo necesita del líquido para quemar grasa. Según el estudio, la deshidratación leve disminuye un proceso denominado lipólisis, mediante el cual el organismo moviliza las reservas de grasa para cubrir necesidades energéticas. Este proceso es el que genera la reducción y la quema de grasa naturalmente.

Por otro lado, estar hidratado mejora el estado de ánimo y reduce el estrés, por lo que el organismo puede mejorar procesos internos que a su vez se vean reflejados en la vitalidad energética del cuerpo. En todo caso, siempre es recomendado realizar deporte, no solo para bajar de peso, sino para mantener el cuerpo activo, por lo que se sugiere mantenerse hidratado y de esta forma combatir la fatiga y somnolencia.

Cabe mencionar, que tanto la fatiga como el cansancio, son factores que generan la hormona del cortisol, que es la del estrés, que evita que se baje de peso.

Este efecto se da debido a que el estrés eleva la cantidad de cortisol en la sangre, lo que genera que incremente la ansiedad y por ende la necesidad de ingerir comidas, que por lo general son poco saludables, rompiendo así con la dieta baja en calorías.

Consumir frutas y verduras, tomar agua, calcular bien las porciones y evitar el exceso de alimentos procesados son las bases de una dieta sana. Información relevante para tomar mejores decisiones en la mesa.
Consumir frutas y verduras, tomar agua, calcular bien las porciones y evitar el exceso de alimentos procesados son las bases de una dieta sana. Información relevante para tomar mejores decisiones en la mesa. - Foto: Getty Images

Asimismo, debido a que el cortisol interviene en el metabolismo de los carbohidratos, las grasas y las proteínas que se consumen, cuanto más alto sea el nivel de esta hormona, el cuerpo manejará con más dificultad el uso de todo lo que se ingiere.

Por otro lado otro de los factores que afecta en gran medida a las personas que quieren bajar de peso es no dormir lo suficiente.

Dado que la falta de sueño y por lo tanto el exceso de cansancio puede llevar a que las personas se sientan menos motivadas para ejercitarse y, además, sientan deseos de comer más, esta condición podría conllevar a que los individuos ganen mucho más peso.