belleza

Colágeno o ácido hialurónico: ¿cuál es mejor para nutrir la piel?

A partir de los 25 años tanto el colágeno como el ácido hialurónico empiezan a descomponerse más rápido de lo que el cuerpo puede reemplazarlos, provocando el envejecimiento de la piel.


La piel es el órgano más grande del cuerpo, de ahí la importancia de su cuidado. Este órgano sensorial se encarga de proteger al organismo contra el calor, la luz, las lesiones y las infecciones, así como también regula la temperatura del cuerpo, almacena agua y grasa, impide la pérdida de agua y el ingreso de bacterias, y actúa como barrera entre el organismo y el entorno, explica Stanford Children’s Health, un sistema de atención médica pediátrica y obstétrica.

Del mismo modo que tiene a cargo las tareas en mención, la piel está expuesta a diferentes factores externos que la pueden perjudicar, así como otros tantos de carácter interno. En lo que refiere a los externos, se encuentran los rayos ultravioleta –UV– que emite el sol, la contaminación, el humo del cigarrillo, entre otros; mientras que a nivel interno están los cambios fisiológicos propios de la edad, alimentos, bebidas, factores genéticos, bacterias, enfermedades e infecciones que pueden causar modificaciones en la apariencia de la piel.

Hay dos proteínas que produce el organismo y son claves para su funcionamiento: el colágeno y el ácido hialurónico. El cuidado de la piel está en manos de cada individuo y es importante tener presente que a partir de los 25 años tanto el colágeno como el ácido hialurónico empiezan a descomponerse más rápido de lo que el cuerpo puede reemplazarlos, provocando el envejecimiento de la piel.

El colágeno es una proteína esencial para el ser humano. Su importancia radica en la función de cabecera que tiene en cuanto al buen mantenimiento de los tejidos de la piel. Esta proteína compone el 80% de la piel y se encarga de mantener una apariencia joven, tersa y saludable en los tejidos cutáneos.

“Aunque el colágeno está presente en algunos alimentos –piel y espinas de pescado, gelatinas, cartílagos de la carne– estos no suelen formar parte de la dieta, y por esa razón recomendamos tomar colágeno a partir de los 30, aproximadamente”, dijo la farmacéutica Rocío Escalante en diálogo con la agencia de noticias Europa Press.

A la par, advierte que “tomar suplementos de colágeno ayuda siempre que se combinen con un estilo de vida saludable: dieta equilibrada y variada, evitar el tabaco y el alcohol, descansar las horas suficientes cada día, realizar alguna actividad física a diario, aunque sea caminar”.

Entre tanto, el ácido hialurónico es una proteína que el cuerpo posee de forma natural, cuya función principal se basa en la hidratación de la piel y la retención de los niveles de agua. Se encuentra en los cartílagos, los huesos y los vasos sanguíneos del organismo. De hecho, los expertos apuntan que esta sustancia es indispensable para que el organismo mantenga unos niveles óptimos de hidratación.

Allergan Aesthetics, una compañía farmacéutica centrada en el desarrollo, fabricación y comercialización de productos farmacéuticos de marca, productos sanitarios, biológicos, quirúrgicos y regenerativos, explica que el ácido hialurónico se asocia a “la creación de volumen o a la restauración de volúmenes perdidos, la mejora del contorno facial para crear simetría y balance, así como mantener una apariencia juvenil de la cara”.

¿Cuál es mejor?

En el mercado hay múltiples productos que ayudan con la producción de colágeno y ácido hialurónico, lo importante es que a la hora de elegir qué rumbo tomar, cada persona sea asesorada por un especialista, pues inciden factores como el estado de la piel y las rutinas.

La compañía farmacéutica explica que una de las principales características que diferencian al colágeno del ácido hialurónico tiene que ver con el relleno que estos dos productos logran en la piel para nutrirla. En ese sentido, afirma que los rellenos del ácido hialurónico “tienen una gama más amplia de aplicaciones de estética facial y un mejor perfil de riesgo que los rellenos no reversibles”.

En ese sentido, señala que los estudios comparativos entre estas dos proteínas en el tratamiento de los pliegues a los lados de la nariz, demostraron que los rellenos del ácido hialurónico “tuvieron un efecto más largo y necesitaron menos producto para lograr el efecto estético de los primeros (colágeno)”.

De acuerdo con Allergan Aesthetics, con sede en Dublín, Irlanda, si bien los rellenos de colágeno pueden ayudar a mejorar el aspecto de algunas arrugas, “los de ácido hialurónico pueden proporcionar más volumen con menos gel”.