salud

¿Cómo aliviar la tos seca con métodos naturales?

Algunos métodos ayudan a fortalecer el sistema inmunológico mientras que otros ayudan a descongestionar.


La tos tiene como función principal proteger la vía aérea y los pulmones, permitiendo el aclaramiento de secreciones tales como el moco, partículas extrañas, sustancias nocivas, microorganismos infecciosos, entre otros, al evitar tanto su retención como la aspiración y previniendo a la vía aérea de una posible infección, reseña la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia.

“Las causas más frecuentes de tos aguda, es decir, aquella con duración de hasta tres semanas, suelen ser procesos infecciosos del tracto respiratorio y exacerbaciones de patologías pulmonares crónicas como asma y enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)”, destaca la entidad y agrega que en estos casos es prioritario acudir al médico para definir un tratamiento.

Hay algunos remedios naturales que pueden ayudar a aliviar la tos. Algunos son ampliamente utilizados como la miel, las vaporizaciones o el consumo de tomillo y de jengibre, algunos ayudan a fortalecer el sistema inmunológico mientras que otros ayudan a descongestionar, reseña el portal Medical News Today.

Limón y miel
Limón y miel - Foto: Getty Images/iStockphoto

Miel

El médico Pritish K. Tosh de Mayo Clinic explica que “tomar té o agua caliente con limón mezclados con miel es una manera muy tradicional de aliviar un dolor de garganta. Pero la miel por sí sola también puede ser un remedio eficaz para aliviar la tos”.

De hecho, el académico hace referencia a un estudio en el que le dieron hasta dos cucharadas –10 mililitros– de miel antes de irse a dormir a un grupo de niños entre uno y cinco años con infecciones de las vías respiratorias superiores y encontraron que la miel pareció reducir la tos nocturna y mejorar el sueño.

En realidad, en el estudio, la miel parecía ser tan eficaz como el dextrometorfano, un ingrediente común para aliviar la tos, en dosis típicas sin receta. Ya que la miel es de bajo costo, y fácil de conseguir, quizás sea una buena idea probarla”, destaca el médico de Mayo Clinic, no sin antes hacer la advertencia de que no es conveniente administrar miel a los niños menores de un año de edad. “Por el riesgo de botulismo para los bebés, que es una forma inusual pero grave de envenenamiento por alimentos, nunca le des miel a un bebé menor de un año”, dice.

Para emplear la miel como tratamiento contra la tos, se vierten dos cucharadas soperas de miel a un pocillo con agua caliente y se agrega té de hierbas o aromáticas. Se debe consumir esta preparación una o dos veces al día.

Jengibre

Las propiedades antiinflamatorias que posee el jengibre ayudan para que con su consumo se alivie la tos seca, pues estos componentes ayudan a relajar las membranas de las vías respiratorias. Para consumirlo, se debe verter entre 20 y 40 gramos de rebanadas de jengibre en un recipiente con agua, dejar que los dos elementos se cocinen en un periodo de 10 minutos, esperar a que baje un poco la temperatura e ingerir la bebida. Si se desea, se puede agregar una gotas de limón y de miel para mejores resultados.

Tomillo

El tomillo ayuda a combatir la tos, la irritación de la garganta, la bronquitis y los problemas digestivos. “Un estudio demostró que un jarabe para la tos con tomillo y yedra aliviaba la tos de forma más efectiva y más rápida que un jarabe de placebo en personas con bronquitis aguda”, destaca Medical News Today.

Variedad de plantas medicinales
El tomillo es solo una de las muchas plantas aromáticas que tienen propiedades medicinales. - Foto: REDA&CO/Universal Images Group v

Para preparar esta receta solo se necesita tomillo y agua. Se pone a hervir una taza de agua, agregando dos cucharadas soperas de tomillo, se cocina cerca de 10 minutos y se retira del fuego. Luego se deja reposar la bebida 10 minutos, se cuela y estará lista para ingerir.

Bromelina

La bromelina posee propiedades antiinflamatorias y mucolíticas, ayudando a disminuir la mucosa y erradicándola del organismo. Esta enzima está presente en la piña y es más abundante en el corazón de este fruto. El zumo de piña es consumido a diario para reducir la mucosa de la garganta y eliminar la tos. No obstante, es conveniente consultar al médico sobre el consumo de la piña, pues puede causar efectos secundarios si la persona ingiere algunos anticoagulantes o antibióticos específicos.

Vaporizaciones

Las vaporizaciones son un recurso casero benéfico para tratar la tos que ayuda a las vías respiratorias. Para hacerlas, se toma una olla grande y se llena de agua, se le agregan algunas hierbas o aceites naturales como eucalipto, romero y/o pino y se deja que hiervan. Luego se toma la preparación, se vierte en un tazón para posteriormente inclinar la cabeza a una distancia prudente, taparla con una toalla y recibir el vapor por cinco minutos, como mínimo. Esto ayuda a descongestionar las vías respiratorias.

Otro remedio más sencillo es tomar una ducha o un baño de agua caliente, dejando que el baño se llene de vapor y recibirlo durante un par de minutos para ayudar a que los síntomas mejoren. Luego de recibir el vapor en cualquiera de las dos modalidades, se recomienda consumir un vaso con agua para refrescarse.