La sensación de cansancio excesivo puede ser un signo de alarma de enfermedades graves como anemia e hipotensión. Por eso es indispensable acudir al médico y realizarse los exámenes pertinentes.

Vida Moderna

¿Cómo aumentar la energía en el cuerpo humano sin medicamentos?

Es normal pasar por algunos días de agotamiento o cansancio. No siempre es posible mantenerse lleno de energía durante el día.

7 de enero de 2022

Cambiar algunos de los hábitos e introducir nuevas rutinas es la manera de combatir la falta de energía y tener una sensación de vitalidad que dure todo el día y permita realizar las actividades propuestas con total normalidad.

La Merck Sharp & Dohme o MSD, una de las mayores empresas farmacéuticas del mundo, indica que la mayoría de las enfermedades graves, agudas y crónicas producen una sensación de fatiga. Adicional a eso, los pacientes pueden tener otras manifestaciones como dolor, tos, fiebre, ictericia (coloración amarilla de la piel y los ojos).

Esos síntomas suelen y deben ser motivo de consulta para descartar o diagnosticar enfermedades.

Para quienes se hayan realizado los exámenes médicos pertinentes y se haya descartado alguna patología adicional pero mantengan la sensación de poca energía, la cadena BBC Mundo consultó a especialistas y realizó un listado de cinco recomendaciones.

No sobrecargarse

Hay quienes desean realizar más actividades de la cuenta durante el día. Tratar de ejecutar todas esas actividades en el menor tiempo posible puede ser contraproducente porque, si no se puede lograr el objetivo, suele haber sensación de frustración y se pueden reducir los niveles de energía.

La clave es dividir las tareas de manera que también haya tiempo para descansar y relajarse a lo largo del día y la semana.

En vez de saturarse un día, es recomendable repartir los compromisos durante varios días.

De acuerdo con el Servicio de Salud de Reino Unido, NHS (National Health Service), el estrés por sí solo consume mucha energía, por eso hay que incluir en la rutina diaria actividades de relajación como oír música, leer, ver una película, meditar o hacer actividad física, “todo lo que te relaje mejorará tu energía”, indica la organización británica.

Hacer ejercicio

La práctica de actividad física debe ser individualizada, es decir, cada persona debe elegir el tipo de ejercicios y la intensidad ideales de acuerdo a sus características físicas, habilidades y objetivos.

“Incluso una caminata de 15 minutos le dará un impulso a tu energía y los beneficios aumentarán a medida que la actividad física se haga con más frecuencia”, según la Escuela de Medicina de Harvard.

Lo recomendable es empezar con pequeñas sesiones de ejercicios de baja intensidad e ir aumentando la duración y el esfuerzo físico con el paso del tiempo.

La inclusión progresiva del ejercicio dentro de la rutina diaria es clave dentro de la solución a la baja energía del cuerpo porque “tiene efectos inmediatos en el cerebro”.

Tomar una siesta

Según información que reposa en el portal especializado Mayo Clinic, tomar siestas ofrece beneficios para los adultos sanos como la relajación, estado de alerta más intenso, mejora el ánimo y mejor desempeño y concentración.

Para aprovechar mejor la siesta es recomendable que se extienda durante 10 o 20 minutos y que no se haga después de las 4 de la tarde porque podría interferir con el sueño nocturno.

También se debe realizar en un lugar tranquilo, oscuro y sin distracciones. Después de la siesta lo ideal es tomarse unos minutos para reincorporarse en las actividades diarias.

No confiarse de los suplementos

Existe variedad de suplementos que prometen elevar los niveles de energía. De acuerdo con Harvard Health Publishing, estos suplementos no siempre son necesarios para las personas. Un ejemplo que menciona es el hierro. Este mineral “solo te ofrece energía si tienes una clara deficiencia, la cual un médico puede detectar con una prueba de sangre”.

Una persona sana no necesita tomar hierro adicional. De hecho, consumir hierro en exceso puede ser dañino.

Una alternativa más natural es consumir alimentos con vitaminas y nutrientes. Particularmente, existen alimentos ricos en hierro como las carnes rojas, vegetales de hoja verde y cereales.

Mientras no haya insuficiencia, lo mejor es no autorecetarse estos productos.

No consumir cafeína en exceso

El Colegio Real de Psiquiatras (Royal College of Psychiatrists) recomienda que, quienes tienen sensación de poca energía frecuentemente, eviten el consumo de cafeína (principal ingrediente activo del café).

Y, para disminuir su consumo, sugiere que “la mejor manera de hacerlo es dejar de tomar, gradualmente, bebidas con cafeína durante un período de tres semanas”.

La razón es que, quienes tienen sensación de cansancio, pueden llegar a creer que consumir grandes cantidades de esta sustancia mejorará su estado. Sin embargo, lo recomendable es beber hasta 400 miligramos (mg) de cafeína al día. Esta cantidad puede equivaler a cuatro tazas de café o dos bebidas energizantes, aproximadamente.

En el portal Mayo Clinic se precisa que beber más de las cuatro tazas de café recomendadas al día puede causar efectos secundarios como dolor de cabeza, insomnio, irritabilidad y taquicardia.