La diabetes es un factor para el desarrollo de diferentes enfermedades.
La diabetes es un factor para el desarrollo de diferentes enfermedades. | Foto: Getty Images

Vida Moderna

¿Cómo comienza la diabetes en la piel?

Esta enfermedad trae graves complicaciones a la salud con el paso de los años.

Redacción Semana
4 de septiembre de 2023

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la diabetes es una enfermedad crónica y metabólica que a largo plazo daña los riñones, los ojos y los vasos sanguíneos, estimando que alrededor del mundo se registran 422 millones de casos, mientras que en la región de las Américas se reportan 62 millones.

Asimismo, la OMS señala que la diabetes más común es el tipo 2, en la cual las células se resisten a la insulina, una hormona que ayuda al azúcar a moverse hacia los tejidos del cuerpo. En el caso de la diabetes tipo 1, el páncreas se le dificulta producir o liberar insulina, por lo cual la Clínica Mayo asegura que no tiene cura. Sin embargo, un cambio en el estilo de vida puede ser útil donde se priorice un plan de alimentación adecuado y una actividad física regular.

“Para las personas que viven con diabetes, el acceso a un tratamiento asequible, incluida la insulina, es fundamental para su supervivencia”, señala en su página web.

Diabetes tipo 1

La Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos (MedlinePlus) menciona que aún no se conoce la causa exacta para el desarrollo de este tipo de diabetes; no obstante, se cree que el culpable es un trastorno autoinmune, ya que el sistema inmune agrede por error al tejido que se encuentra sano. “La tendencia de desarrollar enfermedades autoinmunes, incluyendo diabetes tipo 1, puede ser heredada a través de los padres”, añade la enciclopedia a través de su página oficial.

Los síntomas más relevantes son sed frecuente, visión borrosa, entumecimiento en los pies, pérdida de peso, entre otras.

Los altos niveles de azúcar en la sangre pueden ser un riesgo para la salud.
Los altos niveles de azúcar en la sangre pueden ser un riesgo para la salud. | Foto: Getty Images/iStockphoto

Asimismo, aunque la diabetes guarda relación con los niveles altos de azúcar, se debe considerar que cuando los índices son bajos, una persona puede experimentar nerviosismo, palpitaciones, hambre, escalofrío, entre otros.

Diabetes tipo 2

Como se indicó, la diabetes tipo 2 es la más común, de acuerdo con la Clínica Mayo se desarrolla por una irregularidad en el uso de azúcar por parte del cuerpo.

En este tipo de diabetes, el centro médico menciona que tampoco tiene cura, pero los hábitos saludables pueden controlar la enfermedad, por lo cual es clave estar bajo supervisión médica.

Los síntomas más frecuentes son visión borrosa, cansancio, mala cicatrización, aumento de sed, micción frecuente, entre otras. ¿Pero cuáles son los síntomas de diabetes que afectan la piel?

Estreñimiento
La diabetes causa micción frecuente. | Foto: Getty Images

Diabetes y piel

Si bien la piel es el órgano más extenso del cuerpo, al igual que otras partes, presenta afecciones que en el caso de la diabetes la puede resecar o enrojecer con frecuencia, explica MedlinePlus.

Por su parte, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) precisan que la forma en la cual la diabetes se manifiesta a través de la piel es provocando “manchas tibiales” o “manchas en las canillas” que no tienen mayor trascendencia, aunque “son como áreas rojas o marrones redondas o líneas en la piel y son comunes” que se presentan en las piernas y se suelen confundir con manchas de la edad; sin embargo, no producen ningún tipo de molestia.

Es importante consultar con un profesional de la salud para tratar esta enfermedad.
Es importante consultar con un profesional de la salud para tratar esta enfermedad. | Foto: Getty Images/iStockphoto

Según indica, esto sucede porque tras una diabetes (altos índices de azúcar) hay cambios en los vasos sanguíneos que suministran sangre a la piel.

Asimismo, la diabetes puede producir acantosis nigricans (AN), manchas oscuras con aspecto aterciopelado que aparecen en las axilas, la ingle, el cuello, los codos, las manos y/o las rodillas.

Finalmente, algunas protuberancias en forma de ampolla pueden ser señal de diabetes que en algunos casos causan dolor o picazón, por lo cual es clave consultar con un profesional.