Tendencias
La piña goza de diversas propiedades nutricionales.
Tanto la piña como el pepino tienen propiedades diuréticas. - Foto: Getty Images

salud

¿Cómo consumir piña y pepino para bajar de peso?

Estos productos tienen propiedades diuréticas que facilitan la eliminación de líquidos y toxinas del cuerpo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el sobrepeso y la obesidad como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. Esta situación se presenta como resultado de un desequilibrio energético entre las calorías consumidas y las que el cuerpo gasta.

El organismo multilateral de la salud asegura que esto está muy relacionado con el aumento en la ingesta de alimentos de alto contenido calórico que son ricos en grasa y un descenso en la actividad física debido a la naturaleza cada vez más sedentaria de muchas formas de trabajo, los nuevos modos de transporte y la creciente urbanización.

Para la OMS, con mucha frecuencia, los cambios en los hábitos alimenticios y de ejercicio son consecuencia de transformaciones ambientales y sociales asociadas al desarrollo. Por ello, es importante la adopción de prácticas saludables que mejoren la condición general de la salud y eviten el desarrollo de enfermedades que están muy asociadas al problema de obesidad como diabetes, hipertensión y diversas condiciones cardiovasculares.

Para trabajar en este objetivo, las personas pueden empezar por limitar la ingesta energética procedente de la cantidad de grasa total y de azúcares; aumentar el consumo de frutas y verduras, así como de legumbres, cereales integrales y frutos secos, y realizar una actividad física de manera periódica.

De forma complementaria y en el marco de esa dieta saludable, se puede recurrir al consumo de algunos remedios caseros que ayudarían a reducir el peso. Uno de ellos es la piña con pepino, que se puede mezclar en un jugo.

La piña ofrece propiedades diuréticas que permiten eliminar los líquidos que se acumulan en el cuerpo y causan hinchazón, además de que mejora las funciones renales, precisa el portal Mejor con Salud. Esta fruta depura el organismo y aporta para que expulse las toxinas, las cuales también influyen en el aumento de peso.

Gracias a una sustancia llamada bromelina, esta fruta tiene la propiedad de mejorar la digestión, ayuda a reducir los niveles elevados de colesterol en la sangre y permite quemar una mayor cantidad de grasa, por lo que es ideal para quienes tienen el propósito de adelgazar.

Otra de sus bondades en el propósito de bajar de peso es que se trata de una fruta saciante, gracias a que está compuesta principalmente por agua y fibra, componentes que a su vez ayudan a mejorar el proceso digestivo.

Por su parte, el pepino es bajo en calorías y está compuesto por un 96 % de agua. Es un gran diurético natural y facilita la eliminación de toxinas mediante la orina. Al igual que la piña, posee una importante cantidad de fibra que es útil para disminuir la sensación de hambre y contribuye en la regulación del tránsito intestinal.

El portal Gastrolab, de México, indica que este vegetal, además, ayuda a mejorar el pH del estómago y a combatir los reflujos, y es un antiinflamatorio natural que, gracias a la hidratación que proporciona, favorece múltiples procesos internos al nutrir las células.

Para elaborar la bebida se puede utilizar medio pepino, dos rodajas de piña, un limón exprimido y un trocito de jengibre, además de un vaso de agua. Se pelan la piña y el pepino, y se cortan en trocitos, al igual que el jengibre. Se añaden todos los ingredientes a la licuadora junto al jugo de un limón y el agua, y se mezcla hasta obtener un batido homogéneo. Se debe consumir de manera regular, especialmente en las mañanas.

Otra manera de preparar la bebida es agregándole aloe vera. Esta planta ayuda a regular la acidez estomacal y se le atribuyen propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y cicatrizantes.

Es importante tener claro que no se trata de un producto milagroso, sino que su consumo debe estar enmarcado en la práctica de hábitos saludables y tendientes a controlar el peso. También es importante consultar con el médico antes de realizar su ingesta permanente.