bienestar

Cómo organizar la alacena para almacenar adecuadamente los alimentos

Es importante almacenar los alimentos correctamente para evitar la propagación de virus y bacterias.


La cocina es uno de los lugares del hogar que más se utiliza. Es importante tener un espacio organizado para que al momento de cocinar los procedimientos sean más rápidos y fáciles de realizar. Según explica el portal Infoalimentos, organizar la alacena tiene múltiples beneficios para quienes usan este espacio:

  • Ayuda a que se visualicen y se aprovechen todos los alimentos que se tienen en la despensa.
  • Ayuda a distinguir los alimentos que tienen una fecha de vencimiento cercana, los que fueron recién comprados y los que se utilizan mayormente.
  • Facilita la planificación de los alimentos que faltan para comprarse.
  • Evita el desperdicio de alimentos, debido a que algunos pueden conservarse incorrectamente.

Para la organización de la alacena, Infoalimentos brinda algunas recomendaciones:

  1. Mantener limpias las secciones de los estantes de la alacena. Evitar que las sobras de los productos queden impregnados.
  2. Seguir las instrucciones para la conservación de los productos. Esta información suele venir en la etiqueta del empaque.
  3. Almacenar los alimentos en lugares frescos, donde no haya mucha exposición solar.
  4. Mantener los productos en sus empaques originales.
  5. Almacenar los productos de limpieza en un espacio diferente a los alimenticios.
  6. Tener en cuenta la fecha de vencimiento de cada unos de los productos. El sitio web destaca que es importante respetar estas fechas, debido a que aunque aparentemente parezca que los alimentos no están dañados, pueden ser perjudiciales para la salud de las personas.
  7. Descartar los alimentos que están en mal estado.
  8. En el caso de los alimentos no perecederos, aquellos que se mantienen en buen estado por largo tiempo, se conservan más en la alacena. Sin embargo, se debe tener en cuenta que se deben respetar las recomendaciones de conservación, indicadas en las etiquetas. Algunos de estos productos son el arroz, legumbres, aceites, semillas, lentejas, etc.

Seguridad alimentaria

Es importante tener almacenados muy bien los alimentos y productos para evitar la contaminación y la propagación de bacterias. Asimismo, es importante que al momento de la preparación de las comidas se realicen medidas sanitarias como el lavado correcto de las manos, lavado de los utensilios y no utilizar una misma herramienta para diferentes alimentos. Esta es una práctica muy común: usar una misma cuchara o cuchillo para varias preparaciones, sin haber realizado un lavado previo.

Los alimentos que contienen bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas nocivas provocan más de 200 enfermedades en el cuerpo humano, las cuales son desde diarrea hasta cáncer. Según explica la Organización Mundial de la Salud, “se estima que cada año enferman en el mundo unos 600 millones de personas —casi 1 de cada 10 habitantes— por ingerir alimentos contaminados y que 420.000 mueren por esta misma causa, con la consiguiente pérdida de 33 millones de años de vida ajustados en función de la discapacidad”.

Estas cifras son muy preocupantes, especialmente en el caso de los niños, debido a que su organismo es débil y apenas está desarrollándose. De acuerdo con los datos de la OMS, las enfermedades de transmisión alimentaria provocan anualmente la muerte de al menos 125.000 niños.

Es importante consumir alimentos que estén impecables. La salud de las personas puede estar en riesgo al ingerir comidas contaminadas. La diarrea es una de las enfermedades frecuentemente asociada con el consumo de alimentos infectados. Alrededor de 550 millones de individuos presentan esta afección y 230.000 mueren cada año.

De acuerdo con el sitio web CSA Seguridad Alimentaria, las bacterias más comunes que se encuentran en los alimentos son la Salmonella, Campylobacter, Eschericchia coli y Listeria monocytogenes.