Tendencias
Manzanilla
Manzanilla - Foto: dpa/picture alliance via Getty I

vida moderna

¿Cómo reducir las ojeras y las bolsas de los ojos con manzanilla?

Las ojeras leves a moderadas a menudo responden bien a tratamientos simples y económicos.

Las ojeras se presentan cuando la piel bajo los ojos parece oscurecida, pero esto es diferente de los moretones alrededor de un ojo por una lesión, o enrojecimiento e hinchazón en un ojo causados por una infección, de acuerdo con Mayo Clinic.

Generalmente las ojeras están causadas por el cansancio. A veces, lo que parecen ser círculos oscuros debajo de los ojos pueden ser simplemente las sombras de los párpados hinchados o los huecos bajo los ojos que aparecen como una característica normal del envejecimiento.

Adicionalmente, estas son algunas de las causas más frecuentes de los verdaderos círculos debajo de los ojos: alergias, dermatitis atópica (eccema), dermatitis de contacto, cansancio, fiebre del heno (rinitis alérgica), factor hereditario, irregularidades en el pigmento de la piel, frotarse o rascarse los ojos, la exposición al sol, que hace que el cuerpo produzca más melanina, el pigmento que le da color a la piel, cambios en la piel que ocurren con el envejecimiento.

Asimismo, las Clínicas Estéticas explicó en su página web que hay diferentes tipos de ojeras, como por ejemplo:

  • Ojeras por flacidez: son aquellas que aparecen debido al paso del tiempo y a la pérdida de colágeno en el contorno de los ojos. Es frecuente verlas en personas de edad avanzada, que las empiezan a padecer junto con las arrugas y son tratadas generalmente con ácido hialurónico, aunque el tratamiento con láser también da muy buenos resultados.
  • Ojeras hundidas: aparecen en forma de surcos debajo de los ojos que provocan ligeras depresiones en la piel y que causan un efecto de mirada cansada.
  • Ojeras circulatorias: este tipo está ocasionada directamente por una mayor vasculización de la zona o por un exceso de melanina y pueden mejorar con cremas de vitamina K. Pueden presentar dos coloraciones: Violáceas: generalmente producto del cansancio, el estrés, el abuso de sustancias tóxicas como el tabaco y el alcohol, o como efecto secundario de algún medicamento. Marrones: pueden aparecer por cambios hormonales bruscos, por incidencia directa del sol o en personas de piel más oscura. Su color se debe al exceso de melanina que ocurre en la zona.
  • Ojeras transitorias: son aquellas que surgen por circunstancias puntuales en las que tengas pocas horas de descanso al día o de que sufras alguna patología específica. Generalmente desaparecen por sí mismas, pero también pueden mejorar con masajes o con compresas frías que puedes ponerte de forma casera.

En consecuencia, las ojeras leves a moderadas a menudo responden bien a tratamientos simples y económicos, por ejemplo:

  • Frío. La dilatación de los vasos sanguíneos debajo de los ojos puede contribuir a las ojeras. Pruebe ponerse una compresa fría, una cucharita fría o una bolsa de guisantes congelados envuelta en un paño suave en la zona para que estos vasos sanguíneos se contraigan.
  • Más almohadas. Eleve la cabeza con dos o más almohadas para evitar la hinchazón que aparece cuando se acumulan fluidos en los párpados inferiores.
  • Dormir más. Si bien dormir poco no es la causa de las ojeras, la falta de sueño puede hacer que su piel se vea más pálida y, por lo tanto, que las sombras y las ojeras que ya tiene se vuelvan más evidentes.

Sin embargo, también se pueden tratar con manzanilla, ya que a esta planta originaria de Europa, se le atribuyen propiedades antiinflamatorias y sedantes. Otra de sus características es que es vasodilatadora, lo que significa que produce relajación de los vasos sanguíneos, lo que permite que la sangre fluya con mayor facilidad.

Por tal razón, para quitar las ojeras con manzanilla se necesitan dos bolsitas de té de manzanilla y una taza de agua. Después se debe hervir el agua para agregar las bolsitas dentro del agua y se dejan reposar por 5 minutos. En seguida, saque las bolsas de té de manzanilla y póngalas en un plato y el agua y las bolsas de manzanilla póngalas en la nevera y cuando esté fría la infusión humedezca un algodón y aplíquelo en las ojeras. Cuando la pie esté seca ponga las bolsas de té sobre los ojos durante unos 15 o 20 minutos.