vida moderna

¿Cuál es el alimento más saludable que se puede comer?

Un truco sencillo para saber que un plato contiene todos los nutrientes necesarios para el organismo es la variedad de colores.


La buena alimentación es la base de un estilo de vida saludable, que no solo favorezca el correcto funcionamiento del organismo, sino que también prevenga la aparición de diversas enfermedades. Según la Organización Mundial de la Salud, las dietas inadecuadas y la falta de actividad física regular se encuentran entre los principales factores de riesgo para la salud a nivel mundial.

De hecho, asegura la organización en su página oficial que los buenos hábitos alimenticios deben fomentarse desde la infancia temprana, por ejemplo desde la lactancia materna, ya que la ingesta adecuada de nutrientes del infante en esta etapa contribuye a su crecimiento y desarrollo cognitivo.

Niño comiendo
Los buenos hábitos alimenticios deben fomentarse desde la infancia temprana, por ejemplo desde la lactancia materna, ya que la ingesta adecuada de nutrientes del infante en esta etapa contribuye a su crecimiento y desarrollo cognitivo. - Foto: Getty Images

Una alimentación saludable, valga decir, es aquella que contiene los seis nutrientes esenciales para el funcionamiento de los distintos sistemas que mantienen vivo al cuerpo.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, referenciada por el mencionado portal, los nutrientes esenciales desempeñan un rol importante para el ser humano, ya que son los encargados de favorecer la buena salud, el crecimiento y la reproducción de una persona. Estos se dividen entre los micronutrientes, como vitaminas y minerales, que el cuerpo requiere en dosis mínimas, pero que su deficiencia puede generar problemas de salud, y los macronutrientes como el agua, la proteína, los carbohidratos y grasas que el cuerpo necesita en mayores cantidades.

Así coincide el Ministerio de Salud y Protección Social de Colombia, señalando además que para poder recibir todos estos nutrientes: “es necesario el consumo diario de frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, leche, carnes, aves y pescado y aceite vegetal en cantidades adecuadas y variadas. Si lo hacemos así, estamos diciendo que tenemos una alimentación saludable”, explica en su sitio web.

De hecho, los profesionales de la salud indican que la mejor manera de saber si un plato contiene todos los nutrientes esenciales que se deben consumir, la comida debe resaltar por su variedad de colores, como si de un arcoíris se tratase.

Las Guías Alimentarias para los Estadounidenses 2020-2025, referenciadas por el blog de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, explican que un plan de alimentación saludable es aquel que destaca la presencia de las frutas, las verduras, los cereales integrales, la leche y sus derivados bajos o sin grasa.

Asimismo, hacen parte de esa dieta alimentos ricos en proteínas como las carnes magras, los mariscos, las nueces, las semillas, los huevos, además de legumbres como los frijoles y guisantes.

También le puede interesar...

Un plan de alimentación saludable también se caracteriza por una cantidad reducida de grasas saturadas, grasas trans, colesterol, sal (sodio) y azúcares procesados que se encuentran generalmente en los productos empaquetados. Igualmente, se debe garantizar que el cuerpo obtenga las cantidades adecuadas de nutrientes para satisfacer sus necesidades calóricas diarias.

Cabe decir que no necesariamente una alimentación saludable implica que no se puede disfrutar de la comida, por el contrario los expertos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades indican que una dieta balanceada es justamente aquella que se fundamenta en el equilibrio. Por esta razón, es importante que las personas puedan comer sus platos favoritos, a pesar de su composición, siempre y cuando estas comidas sean de vez en cuando y se alterne con otros alimentos más saludables.

Igualmente, señala la entidad reguladora de la salud en Colombia, es relevante que la dieta sea rica en nutrientes como los carbohidratos, ya que estos son la principal fuente de energía del cuerpo. Estos compuestos pueden ser simples y complejos: “Los primeros se encuentran de manera natural en caña de azúcar, remolacha y miel o son añadidos en forma de azúcares, como por ejemplo a productos industrializados o de pastelería, mientras que los carbohidratos complejos están en alimentos como arroz, papa, yuca, ñame y plátanos entre otros. consumo moderado”, precisa en su página oficial el Ministerio de Salud.