Cáncer infantil: así lo afrontan madres y padres la enfermedad
El cáncer es la principal causa de muertes en el mundo. - Foto: Getty Images

vida moderna

¿Cuál es el origen del cáncer en el cuerpo humano?

Esta enfermedad puede padecerla cualquier persona.

El cáncer es la principal causa de muertes en el mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud. Esta enfermedad puede causar graves complicaciones de salud en diferentes partes del cuerpo, especialmente cuando hace se disemina a otros órganos.

La OMS señala que cerca de “un tercio de las muertes por cáncer se deben al consumo de tabaco, a un elevado índice de masa corporal, al consumo de alcohol, a una baja ingesta de frutas y verduras y a la falta de actividad física”. Esto significa que se deben tener hábitos sanos, que incluyen dejar de fumar o buscar ayuda para eliminar esta práctica.

Cualquier persona puede tener cáncer. Las causas de esta enfermedad se originan en las células del cuerpo humano. La Asociación Americana de Cáncer explica que todas las personas se componen de billones de células que durante la vida crecen y se reproducen. Sin embargo, cuando una célula presenta una anomalía o anormalidad o envejece puede morir hay afectaciones en el organismo.

“El cáncer surge cuando algo sale mal en este proceso, ocasionando que las células anormales se reproduzcan y las células viejas no perecen como debería suceder. A medida las células cancerosas se reproducen de forma descontrolada, eventualmente pueden superar en número a las células sanas, Esto hace que al cuerpo le resulte difícil funcionar de la manera que debería hacerlo”.

En algunos casos el crecimiento normal de las células sanas no sigue cómo debería y se multiplican las células dañadas. Estas pueden formar tumores benignos, que significa que no son cancerosos o malignos, los cuales sí causan cáncer.

Un estilo de vida saludable es importante para disminuir el riesgo de padecer un tipo de cáncer. “La incidencia del cáncer aumenta muchísimo con la edad, muy probablemente porque se van acumulando factores de riesgo de determinados tipos de cáncer. A esta acumulación global se suma la pérdida de eficacia de los mecanismos de reparación celular que suele ocurrir con la edad”, detalla la Organización Mundial de la Salud.

Obesidad y cáncer

Los expertos suelen recomendar mantener un peso saludable para disminuir el riesgo de padecer diferentes enfermedades no transmisibles como la diabetes, cardiopatías, etc. El cáncer también se incluye dentro de esta lista de complicaciones de salud.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) explican que tener obesidad incrementa el riesgo de padecer 13 tipos de cáncer. De acuerdo con los expertos de estos centros esto se debe a que “El sobrepeso y la obesidad pueden provocar cambios en el cuerpo que ayudan a causar cáncer. Estos cambios pueden incluir inflamación a largo plazo y niveles mayores de lo normal de insulina, factor de crecimiento insulínico y de las hormonas sexuales. El riesgo de presentar cáncer aumenta cuanto más peso excesivo tenga la persona y cuanto más tiempo lo tenga”.

  1. Adenocarcinoma de esófago.
  2. Cáncer de mama (en mujeres que hayan pasado por la menopausia).
  3. Cáncer de colon y recto.
  4. Cáncer de útero (matriz).
  5. Cáncer de vesícula.
  6. Cáncer de estómago (parte superior).
  7. Cáncer de riñones.
  8. Cáncer de hígado.
  9. Cáncer de ovario.
  10. Cáncer de páncreas.
  11. Cáncer de tiroides
  12. Meningioma (un tipo de cáncer del cerebro).
  13. Mieloma múltiple.

¿Cómo prevenir el cáncer?

Existen factores de riesgo que pueden modificarse y otros no. Algunos de los factores que aumentan el riesgo de padecer algún tipo cáncer y en los que se puede trabajar incluyen:

  • Consumo de tabaco y fumar cigarrillos (incrementa el riesgo de padecer cáncer de vejiga, de cuello uterino, de esófago, de riñón, de pulmón, cavidad oral, de estómago, de páncreas.
  • Infecciones.
  • Radiación.
  • Medicamentos inmunodepresores después de un trasplante de órgano.
  • Alimentación.
  • Bebidas alcohólicas.
  • Actividad física.
  • Obesidad.
  • Diabetes.

También le puede interesar: