Tendencias
La prueba usa un algoritmo de aprendizaje automático, un tipo de inteligencia artificial que analiza datos de pequeños fragmentos de ADN libre de células (cfDNA) en la sangre de un individuo. - Foto: istock

biopsias líquidas

Con una prueba de sangre buscan identificar 51 tipos de cáncer antes de que aparezcan los síntomas

El estudio Galleri, uno de los más ambiciosos en el mundo, busca comprobar que con una muestra de sangre se puedan identificar hasta más de medio centenar de tipos de cáncer antes de que se evidencien síntomas.

En cáncer una cosa es clara: mientras más temprano mejor. Detectarlo en sus estadios primarios ayuda a comenzar un tratamiento más pronto y así se evita que el cáncer crezca y se desplace a otros órganos del cuerpo, proceso que se conoce como metástasis. En ese estadio avanzado siempre es más complicado tratarlo y mucho más curarlo.

Por eso, los ojos de los expertos están puestos en un estudio que busca detectar con una muestra pequeña de sangre rastros del cáncer para diagnosticarlo antes de que generen síntomas. La prueba, desarrollada por la compañía Grail, se conoce como Galleri y ahora la probará el Instituto Nacional de Salud de Gran Bretaña (NHS, por sus siglas en inglés).

De tener éxito sería un gran salto en el diagnóstico de esta compleja enfermedad, pues significará que la gente podrá saber si tiene cáncer sin necesidad de agujas, escalpelo ni biopsias. Podría volverse tan rutinario como una prueba de colesterol. La idea del NHS es invitar a 140.000 participantes británicos de entre 50 y 77 años que no hayan tenido cáncer en los últimos tres años.

Medicina
La prueba hace parte de lo que en oncología se conoce como biopsias líquidas. - Foto: Getty Images/iStockphoto

La prueba hace parte de lo que en oncología se conoce como biopsias líquidas. Hace varios años los científicos en San Diego realizaron un estudio para averiguar si los fragmentos de ADN en la sangre de las mujeres embarazadas sugerían anomalías cromosómicas en el feto.

En ese trabajo participaron 100.000 mujeres y en diez de las muestras hubo una señal extraña: aunque no mostraba trastornos cromosómicos, sí se detectaron anomalías en el ADN que se parecían al cáncer. Para la sorpresa de los expertos, una de las participantes tenía un diagnóstico de cáncer, mientras que las otras nueve tenían cáncer asintomático.

La prueba usa un algoritmo de aprendizaje automático, un tipo de inteligencia artificial que analiza datos de pequeños fragmentos de ADN libre de células (cfDNA) en la sangre de un individuo. Cuando una persona tiene cáncer, la sangre lleva ADN tumoral circulante libre de células (ctDNA) que contiene información sobre el tipo de cáncer que lo creó. La prueba cuenta con el respaldo de otras investigaciones.

En abril, un estudio observacional mostró que Galleri podía detectar más de 50 tipos de cáncer, con una tasa de falsos positivos de menos del 1 por ciento. Y en junio, la empresa Grail presentó en la reunión anual de la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica los primeros resultados de su estudio Pathfinder, en el que participaron 6.629 personas de 50 años o más, un grupo de edad con riesgo elevado de cáncer, pero que no tenían sospecha de cáncer activo.

Este programa nació en el 2019 en el marco del Proyecto Registro Nacional de Donantes de Células Progenitoras Hematopoyéticas en Colombia.
La prueba podría estar disponible al público en 2023 luego de que se conozcan los resultados de este estudio. - Foto: Cortesía IDCBIS

El análisis de sangre detectó con precisión 29 cánceres de 13 tipos, incluidos el de mama, colon o recto, cabeza y cuello, hígado y vías biliares, pulmón, leucemia linfoide, linfoma, ovario, páncreas, neoplasia de células plasmáticas, próstata e intestino delgado.

Este mes, otra investigación publicada en Annals of Oncology por un equipo de académicos estadounidenses y que involucraba a 4.077 personas, identificó con precisión el cáncer en el 51,5 por ciento de los casos. La prueba resultó más precisa en la detección de cáncer avanzado, con 77 por ciento de acierto, en comparación con 16,8 por ciento de cáncer en etapa uno y 40,4 por ciento en etapa dos.

Sin embargo, detectó el 67,6 por ciento de los 12 cánceres que puede identificar con mayor precisión en las etapas uno a tres. Fue muy acertado con el mieloma (cáncer de médula ósea), al identificarlo con éxito en 72,3 por ciento de los casos, y lo mejor: un alto porcentaje de ellos fue en etapa uno.

La prueba podría estar disponible al público en 2023 luego de que se conozcan los resultados de este estudio. Sin embargo, tiene limitaciones. Por ejemplo, no puede identificar el cáncer de cerebro. Tampoco pretende derrumbar los programas de tamizaje ni evitará la consulta de los médicos ante cualquier signo extraño. “Ningún examen podrá reemplazar eso”, puntualizan los expertos.

Noticias relacionadas