salud

¿Cuál es la mejor hora para tomar una infusión?

Existe un momento del día indicado para consumir diferentes infusiones.


Las infusiones se han convertido en parte de la dieta de muchas personas. De manera consciente o no, quienes las consumen aprovechan los beneficios saludables que le ofrecen al organismo.

Estas bebidas pueden ayudar a regular la digestión, el sueño, a reducir los niveles de azúcar en la sangre, bajar la presión arterial, mejorar la oxigenación del cuerpo y mantener el cuerpo hidratado, todo en el marco de una dieta saludable y equilibrada y nunca como tratamiento principal para determinadas enfermedades.

Las personas pueden recurrir a ellas dependiendo de sus necesidades, pues hay una infusión para cada momento del día. Por ejemplo, las depurativas son indicadas para tomar en ayunas.

El portal Mejor con Salud asegura que hay bebidas a base de plantas que se pueden tomar de vez en cuando en ayunas para depurar el sistema digestivo. Una de las más recomendadas para cumplir con este objetivo es el diente de león. Esta infusión sirve para la limpieza de dos órganos fundamentales: el hígado y el riñón. De hecho, se considera que esta hierba es diurética, logrando optimizar el funcionamiento de los riñones.

Expertos indican que las infusiones son bebidas a base de agua e ingredientes naturales que ayudan a quemar grasas fácilmente. Foto: Getty images.
Las infusiones pueden tomarse en ayunas, después de las comidas o en la noche. Foto: Getty images. - Foto: Foto: Getty images.

Además, esta planta contiene sustancias naturales como los compuestos fenólicos, flavonoides, carotenoides y oligofructanos, que le otorgan propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, hepatoprotectoras, entre otras, que sirven para prevenir diferentes enfermedades, por lo que su consumo puede resultar muy saludable, asegura el portal de bienestar y salud Tua Saúde.

Té rojo para la mañana

El té rojo es recomendado para estimular el sistema nervioso. Esta bebida tiene sustancias similares a la cafeína, por lo que se convierte en una buena opción para combatir la somnolencia, el mal humor y la depresión. Por estas razones es ideal para ingerirlo al desayuno. Esta bebida tiene una serie de catequinas capaces de estimular la pérdida de peso, según un estudio publicado en la revista Molecules.

Adicionalmente, esta bebida contribuye a eliminar las toxinas que se encuentran en la orina. Si se toma a la primera hora del día, puede contribuir a la posterior expulsión de desechos cada vez que la persona vaya al baño.

Té verde para después de comer

La infusión de este té mejora el proceso digestivo. Por eso se puede ingerir luego de comidas como el desayuno y el almuerzo. Este té, además, tiene una serie de propiedades curativas: es antioxidante, reduce el colesterol y el riesgo de diabetes, previene el reumatismo y hasta fortalece la memoria. Su ingesta se relaciona con la estimulación de los procesos de autofagia, de acuerdo con las conclusiones de una investigación publicada en la revista científica Nutrients y citada por Mejor con Salud.

Estudio realizado en la Universidad de Duke en Estados Unidos encontró que la cafeína presente en el café y en el té, se enfrentan a las grasas almacenadas en las células del hígado. Foto: Getty images.
El té verde ayuda en el proceso digestivo. - Foto: Foto: Getty images.

Té negro para la noche

Una infusión de té negro puede ayudar a subir las defensas y eliminar las infecciones que el cuerpo haya podido adquirir en el transcurso del día. Se recomienda para eliminar las bacterias que puedan concentrarse en la garganta. Una bebida caliente de té negro puede ayudar a combatir virus ocasionales, según un estudio publicado en Biomed Research International.

Para dormir

Para lograr un efecto relajante y poder descansar en la noche se puede recurrir a una infusión de plantas como valeriana, tila, toronjil y pasiflora. Sin embargo, es importante aclarar que su consumo no debe ser en exceso porque puede provocar demasiada somnolencia.

Una infusión al final del día puede formar parte de una suerte de ritual que incluya también otros hábitos saludables para evitar el insomnio, según indica el medio digital El Diario, de España.

Las infusiones también son una buena opción para combatir el frío, ya que tienen la capacidad de contribuir elevar el calor corporal. De igual forma, pueden mejorar las condiciones de estrés, cansancio e incluso de falta de apetito.