salud

¿Cuál es la mejor posición para dormir mejorando la respiración?

La cantidad de amohadas y cojínes es un factor importante al momento de descansar.


Dormir es uno de los factores más importantes para que el cuerpo descanse y retome la energía para funcionar cada día. El sueño tiene muchos efectos positivos en el organismo. “El dormir mantiene todos los aspectos del cuerpo de una forma u otra: el equilibrio energético y molecular, así como también la función intelectual, el estado de alerta y el humor”, explica el médico Merrill Mitler, experto en sueño y neurocientífico de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés).

Los expertos recomiendan dormir al menos 6 a 8 horas en la noche. Las personas consideran que pueden reemplazar las horas de sueño realizando siestas durante el día, pero no es lo mismo. Se debe permitir que el cuerpo descanse el tiempo necesario para funcionar óptimamente.

Descansar tiene beneficios también para el cerebro y todo el organismo. Así lo explica el galeno Michael Twery, un experto del NIH en el sueño. “El descanso afecta casi todos los tejidos de nuestro cuerpo. Afecta las hormonas de crecimiento y del estrés, nuestro sistema inmunitario, el apetito, la respiración, la presión arterial y la salud cardiovascular”.

La Fundación Española del Corazón destaca la importancia del descanso para la salud del corazón. De acuerdo con una investigación publicada en el European Heart Journal, las personas que sufren insomnio tienen tres veces más riesgo de sufrir una insuficiencia cardíaca. Esto se debe a que la falta de sueño aumenta los niveles las hormonas del estrés, incrementando a su vez la tensión arterial y la frecuencia cardíaca.

Para algunos, conciliar el sueño puede ser una tarea difícil. Algunos tienen problemas de respiración y no saben cómo dormir para no hacer silbidos o ronquidos. Según explica Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, algunas personas tienen dificultades respiratorias como la disnea paroxística nocturna, en la cual el paciente se despierta súbitamente debido a que siente una falta de aliento.

Para esto es necesario tener en cuenta la forma en que se duerme. El portal de Philips, empresa tecnológica enfocada en el sector de la asistencia sanitaria, explica una posición correcta al momento de dormir, para descansar bien y mejorar la respiración.

Según explican los expertos, lo recomendable es dormir de lado, para que la respiración sea más fácil. Esto despeja las vías aéreas y reduce los ronquidos y la apnea leve. Algunas personas suelen usar más de una almohada, debido a que son muy pequeñas o no tienen el relleno suficiente. De acuerdo con el portal, se aconseja usar una sola almohada para la cabeza y el cuello. Se puede agregar una para ubicar detrás de la espalda, para no dar vueltas en la noche.

Uno de los errores más frecuentes que cometen las personas al dormir es utilizar muchos cojines. “Algunas veces, el problema es sutil. Las personas pueden darse cuenta de que lo tienen cuando se dan cuenta de que es más cómodo dormir con muchas almohadas debajo de la cabeza o en posición casi sentada”, señala Medline Plus.

Dormir de lado, es una gran ayuda para quienes tienen dificultades respiratorias. En algunos casos específicos, si los problemas de respiración son muy graves, el médico puede recomendar equipos que ayuden a mejorarla.

¿Cómo mejorar los hábitos de sueño?

Para algunas personas, dormir las horas suficientes es complicado debido a que trabajan en oficios nocturnos o donde hay un cambio constante de turnos. Para esto, Medline Plus señala algunas recomendaciones para mejorar el ciclo del sueño:

  • Tomar siestas y aumentar la cantidad de tiempo disponible para dormir.
  • Mantener las luces prendidas en su trabajo.
  • Limitar los cambios de turno para permitir que su cuerpo se ajuste.
  • Consumir cafeína solo al comienzo de su turno.
  • Remover las fuentes de sonido y luz durante su descanso diurno (por ejemplo, usar cortinas que bloqueen la luz).