Hipoglucemia: ¿cuáles son los síntomas y causas?
Diabetes - Foto: Getty Images

vida moderna

Diabetes: esta es la dieta que puede reducir los riesgos de padecer la enfermedad

Incluir algunos de estos alimentos a la comida diaria es vital para mantener un buen estado de salud y evitar enfermedades.

La diabetes sacarina o diabetes mellitus es una enfermedad crónica que “ocurre cuando el páncreas no secreta suficiente insulina o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce”, señala la Organización Mundial de la Salud (OMS). La función de la insulina, que es una hormona, es regular la concentración de la glucosa en la sangre. La característica más conocida de la diabetes son los niveles altos de glucosa y si no se realiza un tratamiento a tiempo de esta enfermedad se produce una hiperglucemia (aumento del azúcar en la sangre), que aumenta el riesgo de afectar órganos y sistemas del cuerpo humano.

La glucosa es energía para el cuerpo. La función de la insulina es transportar la glucosa del torrente sanguíneo a la grasa, el músculo y otras células para almacenarse y utilizarse como fuente de energía. En las personas que sufren de diabetes, su cuerpo no hacer ese transporte, lo que da como resultado niveles altos de azúcar en la sangre.

Síntomas de diabetes

  • Orinar de forma frecuente y varias veces al día.
  • Tener mucha sed.
  • Tener hambre constantemente.
  • Perder peso sin razón alguna.
  • Fatiga.
  • Problemas de visión o visión borrosa.

Tipos de diabetes:

  1. Diabetes tipo 1: este tipo de diabetes es la menos común. Se puede presentar en cualquier edad, pero la suelen padecer, por lo general, niños, adolescentes o adultos jóvenes. Se caracteriza por una producción deficiente de insulina, el cuerpo no produce o produce en cantidades mínimas. Para esta diabetes se requiere de inyecciones diarias de insulina (la hormona que transporta la glucosa) . Aún no se conoce la causa médica de esta enfermedad y tampoco se puede prevenir, debido al poco conocimiento que se tiene sobre ella. Algunos de los síntomas de este tipo de diabetes es hambre constante, pérdida de peso, trastornos de la visión , excreción excesiva de la orina y fatiga.
  2. Diabetes tipo 2: este tipo de diabetes es el más común. Por lo general se presenta en la edad adulta (sobrepeso), sin embargo, en la actualidad se presenta cada vez más en los niños. En esta enfermedad el cuerpo es resistente a la insulina y no usa como debería. Aunque se diagnostica en adultos con obesidad, no todas las personas con diabetes tipo 2 son obesas. Esta enfermedad tiene síntomas similares a los de la diabetes tipo 1, pero se presentan de forma silenciosa. En algunos casos, las personas no saben que tienen diabetes de este tipo y se les diagnostica mucho tiempo después, lo que aumenta los riesgos y las complicaciones en el organismo.
  3. Diabetes gestacional: este tipo de diabetes aparece en el embarazo. Esta enfermedad aumenta el riesgo de que se presenten complicaciones en parto. Al mismo tiempo de que la madre y el hijo presenten diabetes de tipo 2 en un futuro.

Dieta balanceada

Una alimentación es fundamental para disminuir el riesgo de padecer de diabetes. El Ministerio de Salud señala algunas recomendaciones para tener en cuenta en el consumo diario.

  • Consumir alimentos naturales y frescos, que no tengan adición de azúcar. Se pueden incluir frutas, verduras, leche y productos lácteos, que sean bajos en grasa.
  • Cereales, raíces, plátanos, carnes magras, huevos, leguminosas secas, semillas grasas y frutos secos.
  • Eliminar de la dieta azúcares refinados, bebidas azucaradas y gaseosas. Estos productos son los principales elementos que incrementan el nivel de glucosa en el cuerpo humano.
  • Disminuir el consumo de productos de paquete, aquellos conocidos como “mecatos”.
  • Evitar el consumo de comidas rápidas.
  • Evitar el consumo en exceso de alcohol y cigarrillo.

Prevención

La alimentación balanceada es uno de los elementos claves para disminuir los riesgos de padecer diabetes. De igual forma, la OMS también recomienda realizar actividad física, practicar un deporte o hacer ejercicio durante al menos 30 minutos, varias veces a la semana. Asimismo, realizarse exámenes de laboratorios para conocer los niveles de glucosa en la sangre es responsabilidad de cada persona para prevenir y verificar el estado de salud del organismo. Si no se realiza un diagnóstico a tiempo, la diabetes puede causar grandes complicaciones para las personas que la padecen.