vida moderna

Dolor de cabeza constante, ¿un síntoma de la falta de consumo de agua?

En caso de que un dolor de cabeza persista es importante acudir a un centro médico.


El dolor de cabeza puede originarse en varias partes, como la frente, el cuero cabelludo o incluso el cuello. Según explica MedlinePlus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, en pocas ocasiones ese malestar puede indicar una afección grave, pero algunas de estas pueden ser:

  • Sangrado en la zona entre el cerebro y el tejido delgado que lo cubre (hemorragia subaracnoidea).
  • Presión arterial muy alta.
  • Infección cerebral como meningitis o encefalitis, o absceso.
  • Tumor cerebral.
  • Acumulación de líquido dentro del cráneo que lleva a hinchazón cerebral (hidrocefalia).
  • Acumulación de presión dentro del cráneo que parece ser un tumor, aunque no lo es (pseudotumor cerebri).
  • Intoxicación con monóxido de carbono.
  • Falta de oxígeno durante el sueño (apnea del sueño).
  • Problemas con los vasos sanguíneos y sangrado en el cerebro, como malformación arteriovenosa (MAV), aneurisma cerebral o accidente cerebrovascular.

Los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos confirmar que un dolor de cabeza puede ser el síntoma de una enfermedad subyacente. “Los dolores de cabeza pueden aparecer a causa de otra afección médica, como la inflamación de los senos paranasales o una lesión en la cabeza. En estos casos, el tratamiento del problema subyacente generalmente alivia el dolor de cabeza. Pero la mayoría de los dolores de cabeza — incluyendo los dolores de cabeza tensionales y las migrañas — no son causados por otra enfermedad”.

Sobre esa misma línea, el sitio web La Mente es Maravillosa explica que un dolor de cabeza también es causado por falta de líquidos en el cuerpo. “Los dolores de cabeza por deshidratación pueden ser relativamente leves, pero también severos, como una migraña”, señala el portal.

¿Cuándo se debe acudir a un centro médico?

MedlinePlus recomienda ir a un centro médico para recibir atención en caso de presentar las siguientes señales de alerta:

  • Se tiene por primera vez un dolor de cabeza y dificulta la realización de las actividades cotidianas.
  • El dolor de cabeza se da repentinamente de forma explosiva y violenta. MedlinePlus señala que al presentar este tipo de malestar se debe acudir a urgencias inmediatamente.
  • Tener un dolor de cabeza con una intensidad que antes no se había presentado.
  • Tener problemas para pronunciar palabras, cambios en la visión, problemas para mover los brazos o las piernas, pérdida del equilibrio, confusión o pérdida de la memoria junto con el dolor de cabeza.
  • El malestar empeora en 24 horas.
  • Además del dolor de cabeza, se tiene fiebre, rigidez en el cuello, náuseas y vómitos.
  • Se tiene dolor de cabeza intenso y en un ojo (el ojo está enrojecido).
  • Si se tiene dolor de cabeza y se tienen antecedente de cáncer o problemas en el sistema inmunitario, se debe acudir inmediatamente a un centro médico.

Migrañas

Este tipo de dolor puede provocar una molestia pulsátil únicamente en un lado de la cabeza. Sus síntomas incluyen náuseas, vómitos o sensibilidad a la luz.

Una migraña puede desencadenarse por varios factores. MedlinePlus los señala:

  • Abstinencia de cafeína.
  • Cambios en los niveles hormonales durante el ciclo menstrual de las mujeres o con el uso de píldoras anticonceptivas.
  • Cambios en los patrones del sueño, como no dormir lo suficiente.
  • Tomar alcohol.
  • Ejercicio u otro estrés físico.
  • Ruidos fuertes o luces brillantes.
  • Saltarse comidas.
  • Olores y perfumes.
  • Fumar o exposición al humo.
  • Estrés y ansiedad.

Alimentos como:

  • Chocolate.
  • Productos lácteos, especialmente ciertos quesos.
  • Productos con glutamato monosódico (GMS).
  • Alimentos que contienen tiramina como el vino rojo, el queso curado, el pescado ahumado, los hígados de pollo, los higos, algunas legumbres.
  • Frutas (aguacate, banano, frutos cítricos).
  • Carnes que contengan nitratos (como el tocino, los perros calientes o hot dogs, el salami, las carnes curadas).
  • Cebollas.
  • Maní y otras nueces y semillas.
  • Alimentos procesados, fermentados, adobados o marinados.