vida moderna

Dolor de espalda: ¿cuándo preocuparse?

Es importante prestar atención a este malestar.


El dolor de espalda puede presentar síntomas dependiendo de la causa. En algunos casos puede ser un dolor muscular, ardor, dolor agudo o punzante. Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, señala que generalmente un dolor de espalda mejora con el paso del tiempo. Sin embargo, en caso de presentar los siguientes síntomas, es importante consultar a un médico, ya que pueden ser señales de alerta:

El dolor de espalda:

  • Persiste por varias semanas.
  • Es intenso y no disminuye.
  • Se extiende a una o a las dos piernas.
  • Se extiende por debajo de la rodilla.
  • Causa debilidad, hormigueo o entumecimiento en las piernas.
  • También se presenta pérdida de peso involuntario.

En caso de presentar los siguientes síntomas, se debe acudir inmediatamente a un centro médico, debido a que puede indicar un problema de salud grave, explica Mayo Clinic:

El dolor de espalda:

  • Causa problemas de la vejiga.
  • También se tiene fiebre.
  • Aparece luego de haber tenido una caída, un golpe, etc.

Causas

Los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés) señalan algunas de las causas del dolor de espalda. Algunas pueden incluir problemas leves de salud u otras graves:

  • Torcedura.
  • Tensión.
  • Hernia de disco o disco “desplazado”.
  • Huesos rotos.
  • Artritis.
  • Osteoporosis.
  • Cálculos (piedras) o infecciones en los riñones.
  • Tumores.

Cuidados en casa

Respecto al tratamiento para los dolores de espalda, muchas personas creen que el reposo y la inactividad por mucho tiempo es lo correcto. Sobre esto, Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, señala que “los médicos NO recomiendan el reposo en cama. Si usted no tiene ningún signo de una causa grave para el dolor de espalda, (como pérdida del control de esfínteres, debilidad, pérdida de peso o fiebre) permanezca lo más activo posible”.

La biblioteca señala algunas recomendaciones para manejar este tipo de malestar:

  • Suspender el ejercicio físico solamente los primeros días.
  • Aplicar calor o hielo en la zona afectada.
  • Dormir en posición fetal con una almohada entre las piernas para aliviar el malestar.
  • No alzar objetos pesados por al menos 6 semanas.
  • Consultar y seguir las recomendaciones de un fisioterapeuta.

¿Cómo prevenir el dolor de espalda?

Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, es importante mejorar la condición física y mantener una espalda fuerte. La entidad brinda algunas recomendaciones:

  • Ejercicio físico: es importante realizar actividades aeróbicas de bajo impacto para mantener una espalda fuerte, las cuales ayudan a incrementar la resistencia de esta parte del cuerpo. Antes de empezar a ejercitarse es importante consultar con un médico.
  • Mantener un peso saludable: el sobrepeso tiene efectos negativos en la salud de las personas y en el cuerpo físicamente, pues ejerce presión en los músculos de la espalda, causando dolor.
  • No fumar: fumar incrementa el riesgo de sufrir lumbalgia. Por eso, es importante moderar su consumo y pedir ayuda a un profesional en caso de que sea necesario.

Dolor de espalda crónico

El dolor de espalda crónico se presenta en la zona lumbar baja y se caracteriza por su duración persistente. Esta afección puede estar asociada a dolor ciático o presentarse aisladamente. De acuerdo con la Clínica Universidad de Navarra, “es una enfermedad que surge a partir de los 40 años, debido a la degeneración de la columna vertebral y es la principal causa de absentismo laboral y de los motivos de consulta en los servicios de Traumatología y Cirugía Ortopédica”.

Síntomas

  • Dolor persistente en zona lumbar baja.
  • Dolor irradiado a zona inguinal, glúteo, muslo.
  • Dificultad para andar.