Con sencillos ejercicios se puede eliminar las molestias en las rodillas al correr. Foto: GettyImages.
Con sencillos ejercicios se puede eliminar las molestias en las rodillas al correr. Foto: GettyImages. - Foto: Foto Gettyimages

investigación

El ejercicio físico aumenta el poder de la vacuna contra la covid-19, según estudio

Caminar, trotar o montar en bicicleta después de recibir la dosis de refuerzo potencia la respuesta inmune del cuerpo.

Según un nuevo estudio, hacer ejercicio después de la dosis de refuerzo contra la covid o la vacuna de la gripa ayuda a aumentar el efecto de los biológicos. El trabajo, que utilizó una muestra de 70 personas, fue realizado por científicos de la Universidad del Estado de Iowa, en Ames, quienes observaron el nivel de antígenos después de que los participantes recibieran la vacuna contra la influenza o la dosis de la vacuna de Pfizer contra la covid-19. Los investigadores encontraron que quienes habían hecho ejercicio durante 90 minutos después de recibir el pinchazo producían más anticuerpos que quienes se quedaron en reposo.

La ciencia ya había establecido que hacer ejercicios de brazo antes de recibir la vacuna contra la covid mejoraba los niveles de los antígenos y los de las células inmunológicas especializadas. Por eso, para algunos el resultado de este nuevo trabajo no es extraño.

El valor de este nuevo estudio, según los expertos, es que ofrece el tiempo y el tipo de ejercicio que mejor potencia los efectos de las vacunas. Para saberlo, los expertos reclutaron a un grupo de personas que iban a recibir la vacuna contra la influenza o la covid que participaran en su investigación. Antes de recibir los biológicos, les tomaron muestras de sangre para analizar sus niveles de antígenos. Tras la inoculación, los expertos invitaron al azar a unos a sentarse, mientras que a otros les pidieron que hicieran ejercicio durante 90 minutos.

El tiempo es importante porque se sabe que demasiada actividad física puede ser perjudicial para la salud. El lapso de 90 minutos se escogió porque existe evidencia previa que sugería que con ese tiempo se lograba aumentar el interferón alfa en la sangre y eso estimula la creación de células inmunitarias. En efecto, los expertos encontraron que quienes hicieron ejercicio después de recibir la vacuna durante ese lapso produjeron más antígenos que quienes permanecieron en reposo.

Aunque la muestra usada es muy pequeña, se trata de una noticia fabulosa para todos aquellos que están recibiendo por estos días la dosis de refuerzo de la vacuna contra la covid-19. Pero también, como lo mencionó The New York Times, porque confirma una vez más que el ejercicio es el mejor medicamento para prevenir infecciones o para hacerlas menos severas en caso de que sucedan.

Un ejemplo que muestra lo anterior es un estudio publicado el año pasado en el British Journal of Medicine. En este artículo, los científicos de la Universidad de San Diego encontraron que en una muestra de casi 50.000 personas de California que desarrollaron covid, los que habían hecho ejercicio antes de su diagnóstico tuvieron la mitad de riesgo de terminar hospitalizados y con enfermedad severa, frente a aquellos que tuvieron covid y raramente entrenaban. Ante ese hallazgo, los expertos recomendaron a los gobiernos incentivar la actividad física como estrategia de salud pública para mejorar las posibilidades de la población en caso de sufrir de covid-19.

Pero también se sabe, gracias a otros trabajos, que estar en buena forma física y ser activo ayuda a proteger de agarrar resfriados, gripas y otras infecciones respiratorias. Y si la persona llega a enfermar por estos virus respiratorios, las posibilidades de que la infección sea menos severa, como sucedió en el estudio en California, aumentan entre los que están bien acondicionados.

En 2020 se estableció mediante una investigación que los atletas que recibieron la vacuna contra la influenza en medio de su entrenamiento, tuvieron más antígenos y células inmunológicas que el grupo control, constituido por jóvenes que gozaban de buena salud, pero que no estaban entrenando para competencias deportivas.

Una vez más, la recomendación final es hacer ejercicio porque la actividad física ayuda a gozar de buena salud de muchas maneras. Y la más reciente, como en la covid, que es la infección que durante dos años ha determinado parte de la vida de quienes caminan sobre la tierra.

(El artículo esta disponible en Brain, Behavior, and Immunity).