Imagen de referencia. Foto de archivo de AFP
Imagen de referencia. Foto de archivo de AFP - Foto: AFP

vida moderna

El iceberg más grande del mundo se despegó de la Antártida, ¿qué consecuencias tendrá?

Mide alrededor de 4.320 kilómetros cuadrados.

Un enorme iceberg se desprendió del lado occidental de la plataforma de hielo de Ronne, en el mar de Weddell, en la Antártida.

Apodado A-76, mide alrededor de 4.320 kilómetros cuadrados, lo que lo convierte en el iceberg más grande del mundo en la actualidad. Con todo, el recientemente desaparecido A68, que se desgajó del frente de hielo Larsen en la Península Antártica en 2017, llegó a medir 6.000 kilómetros cuadrados.

Visto en imágenes recientes capturadas por la misión Copernicus Sentinel-1, el iceberg mide alrededor de 170 kilómetros de largo y 25 kilómetros de ancho, y es un poco más grande que la isla de Mallorca, informa la ESA.

El tamaño del iceberg lo convierte en el más grande del mundo, arrebatándole el primer lugar al iceberg A-32A (aproximadamente 3.880 kilómetros cuadrados de tamaño) que también se encuentra en el mar de Weddell. En comparación, el iceberg A-74 que se desprendió de la plataforma de hielo Brunt en febrero a principios de este año tenía solo 1.270 kilómetros cuadrados.

El iceberg fue detectado por el British Antarctic Survey y confirmado por el Centro Nacional de Hielo de EE. UU. Utilizando imágenes de Copernicus Sentinel-1. La misión Sentinel-1 consta de dos satélites en órbita polar que se basan en imágenes de radar de apertura sintética de banda C, que devuelven datos independientemente de si es de día o de noche, lo que permite ver regiones remotas como la Antártida durante todo el año.

Los icebergs se nombran tradicionalmente a partir del cuadrante antártico en el que fueron avistados originalmente, luego un número secuencial y, finalmente, si el iceberg se rompe, una letra secuencial.

El fin del iceberg A-68

En abril pasado, USNIC (United States National Ice Center) reportó el fin del otrora iceberg gigante A68 porque sus fragmentos ahora son demasiado pequeños para rastrearlos.

El A-68, que cubría un área inicial de casi 6.000 kilómetros cuadrados, se separó como un enorme iceberg de la plataforma de hielo Larsen C de la Antártida en 2017. En los últimos meses ha estado cerca de Georgia del Sur, donde ha quedado destrozado en innumerables icebergs más pequeños.

Los datos recopilados por una expedición del British Antarctic Survey (BAS) sobre la salinidad, la temperatura y la clorofila del agua de mar ayudarán a comprender el impacto del agua dulce extremadamente fría del derretimiento del hielo en una región del océano que alberga colonias de pingüinos, focas y ballenas. Estas aguas también albergan algunas de las pesquerías gestionadas de forma más sostenible del mundo.

El profesor Geraint Tarling, ecólogo del British Antarctic Survey, dijo en un comunicado: “La amenaza que representaba el mega-berg A-68a para el ecosistema de Georgia del Sur era considerable, dado su tamaño y su potencial para alterar todas las partes de la red alimentaria”

Las corrientes extremadamente fuertes alrededor de Georgia del Sur finalmente acudieron al rescate de la isla para desviar el iceberg de una colisión costera catastrófica.

Con información de Europa Press