Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/1/2018 6:00:00 PM

“Colciencias es la esperanza del país”

El capitán de corbeta Alberto Ospina Taborda promovió, con otros, la creación de Colciencias y en 1968 fue su primer director. Hoy sigue convencido de la importancia de la ciencia y la tecnología para el desarrollo nacional.

Entrevista con Alberto Ospina Taborda sobre importancia de Colciencias “Colciencias es la esperanza del país”

SEMANA: ¿Cuáles considera los principales logros de Colciencias en este medio siglo de vida y los retos a futuro?

ALBERTO OSPINA TABORDA: Colciencias ha hecho mucho. En un primer momento formó una conciencia científica en el mundo académico, después fortaleció la capacidad investigativa, y ha buscado entender y resolver muchos problemas sociales del país. Esto sin hablar de la formación posdoctoral. En cuanto a los retos, son hoy para mí los mismos que los valores misionales del inicio: fortalecer la infraestructura científica y tecnológica del país, y formar en las nuevas generaciones un pensamiento crítico e investigativo para que crean en las bondades de la ciencia.

SEMANA: ¿Cómo crearon Colciencias?

A.O.T.: Colciencias nació en 1968 porque el país tenía la necesidad de crear una institución que promoviera la ciencia y la investigación. Los países más desarrollados y con mayor bienestar social habían llegado a ese punto gracias al progreso técnico y a su capacidad de aprovechar las aplicaciones de la ciencia y las nuevas tecnologías. Eso fue lo que buscamos hacer, pues las naciones en vía de desarrollo apenas comenzábamos esa etapa y teníamos que embarcarnos en ese tren de progreso técnico y científico.

SEMANA: ¿Con qué apoyo contaron para crear Colciencias?

A.O.T.: Lo más importante fue contar con el respaldo de un presidente visionario, como Carlos Lleras Restrepo. Pero también nos ayudaron empresarios y académicos que tenían una visión de país a futuro, como Hernán Echavarría, Manuel Carvajal, Rodrigo Uribe Echavarría, Gabriel Betancur Mejía, quien fue ministro de Educación, o José Félix Patiño, entre otros.

Puede leer: Colciencias aumentó los beneficios tributarios para las empresas innovadoras

SEMANA: En los primeros años, ¿cuáles fueron las principales funciones de la entidad?

A.O.T.: Lo principal, necesitábamos darle al país una capacidad científica y tecnológica, especialmente en ingeniería, en hacer cosas y aplicar los productos de la ciencia. Miramos qué tenía el país y qué nos faltaba. Hicimos un inventario y después buscamos consolidar la comunidad científica. Creamos, por ejemplo, la Asociación Colombiana para el Avance de la Ciencia, lo que ayudó muchísimo en la tarea.

SEMANA: En los años setenta surgió el grupo de pensamiento Año 2000. ¿En qué trabajó?

A.O.T.: Era un grupo multidisciplinario de profesores universitarios, empresarios e intelectuales preocupados por el futuro del país. De allí salieron muchas ideas, algunas se materializaron, otras no, pero abordaban muchos temas como transporte o seguridad alimentaria. Por ejemplo, pensaron a nivel nacional en una especie de chiva aérea, un avión que circulara por las principales ciudades del país recogiendo y dejando gente, esto no se concretó. Pero años después apareció el puente aéreo que conectó a Cali, Medellín y Bogotá.

Le sugerimos:Colciencias: las bodas de oro de la ciencia colombiana

SEMANA: ¿Cuál considera que es el principal valor de Colciencias 50 años después?

A.O.T.: Colciencias representa la esperanza del progreso del país. Si los gobiernos, empresarios y académicos se integran en la investigación y en la ciencia, se darán cuenta de la gran capacidad de innovación y progreso que tienen.

SEMANA: ¿Qué sentimiento le genera ver que la institución que usted soñó y materializó ha perdurado tanto?

A.O.T.: Me siento muy satisfecho, es una de las cosas por las cuales valió la pena vivir porque creo haber dejado algo que sirve y servirá para el futuro. Estoy satisfecho con la creación de Colciencias y su evolución, el Estado debe mantener siempre una política científica para el país en función de lo social y lo económico. n

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1937

PORTADA

La tragedia de Helena

Hay conmoción en la alta sociedad por la muerte de Helena Laserna, una joven en situación de discapacidad descendiente de una importante dinastía del país. Su madre y su padrastro están en la cárcel como presuntos responsables de esta tragedia. Una tercera captura se sumó a esta historia macabra de poder, dinero y locura.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1937

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.