Tendencias
Estas 5 bebidas no reemplazan ninguna de las comidas principales del día, son un complemento para ver resultados más rápido y de una manera sana.
Estas bebidas no reemplazan ninguna de las comidas principales del día, son un complemento. - Foto: Getty Images

vida moderna

Estas son las cuatro mejores bebidas para acompañar el almuerzo

El consumo de estas bebidas debe ser complementado con una dieta saludable.

Comer alimentos sanos es esencial para el cerebro y la mente. Sin embargo, diariamente, al comer, muchas personas no tienen conocimiento claro de los contenidos nutricionales, calorías, cantidades de sodio o azúcar que ingieren.

Una alimentación saludable es fundamental para tener el organismo en óptimas condiciones de salud. Una dieta nutritiva marca la diferencia en la salud y el bienestar de una persona, por lo que es muy importante elegir adecuadamente lo que se consume.

Así como se es exigente cuando se compra ropa, un carro o una casa, es de sentido común usar esa misma exigencia con la alimentación. Aunque algunos creen que una dieta balanceada solo se limita al consumo de verduras y frutas, es importante conocer qué comer para estar bien.

Actualmente, una de las principales metas de las políticas de salud pública en el mundo es combatir la prevalencia de enfermedades relacionadas con la alimentación, pues una dieta saludable ayuda a proteger el organismo de la malnutrición en todas sus formas, así como de las enfermedades no transmisibles.

Teniendo en cuenta lo anterior, el portal especializado Cocina Fácil listó una serie de bebidas saludables con las que es posible acompañar las comidas principales:

1. Agua de coco: es 95 % agua, pero también contiene valiosos nutrientes como minerales, vitaminas, azúcares, aminoácidos y fitohormonas. Además, cuenta con propiedades antioxidantes, antivirales, antibacterianas y antiinflamatorias, según el portal Mejor con Salud.

2. Café: de acuerdo con los expertos de Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, el café puede ofrecer cierto tipo de protección contra la enfermedad de Parkinson, diabetes tipo 2, enfermedad hepática (también cáncer de hígado), ataque al corazón y accidente cerebrovascular.

3. Leche baja en grasa: esta leche está diseñada para las personas que presentan intolerancia a la lactosa y que además desean cuidar su salud y su peso con una dieta baja en grasa. Es importante tener en cuenta que esta leche, al igual que la deslactosada, es un poco más dulce que las leches en las que solo se modifica el aporte de grasa.

4. Té verde: los expertos de Healthline subrayan que el té verde puede favorecer la función cerebral, aportar en la pérdida de peso y reducir el riesgo de padecer distintas enfermedades. También es empleado como una preparación revitalizante, que estimula al cuerpo gracias a su contenido en cafeína.

Además, existe una diversidad de métodos para llevar hábitos alimenticios saludables. De hecho, el Ministerio de Salud de Colombia realizó una lista de rutinas que debería seguirse para tener una dieta equilibrada que aporte al organismo, en lugar de destruirlo:

  • Disminuir el consumo de grasas saturadas y evitar las comidas rápidas: el consumo de estas grasas es de los más perjudiciales para la salud y se puede encontrar en productos de pastelería, galletas y postres. En cuanto a las comidas rápidas, son altamente calóricas, abundantes en grasas y pobres en nutrientes.
  • Limitar el consumo de sal: aunque es la principal fuente de sodio en la alimentación, su consumo elevado contribuye a la hipertensión arterial y aumenta el riesgo de cardiopatía y accidente cerebrovascular, de acuerdo con la OMS.
  • Vigilar el peso corporal: esto se puede hacer midiendo el índice de masa corporal. Para calcularlo es necesario saber el peso en kilogramos y la estatura en metros. Luego de tener estos datos, se aplica la siguiente fórmula matemática: IMC= Peso (Kg) / Estatura al cuadrado (Mt).
  • Aumentar el consumo de frutas y de verduras: se aconseja consumir alrededor de tres frutas y dos verduras diarias. De este modo, las vitaminas y minerales presentes en estos alimentos se verán reflejados en la salud del organismo.