Hojas de plátano
Las hojas de plátano cuentan con compuestos antioxidantes, como la alantoína y lignina. - Foto: Getty Images

salud

Estas son las enfermedades que se pueden tratar naturalmente con hoja de plátano

Estas hojas contienen calcio, azufre, hierro, potasio, fósforo, sodio y vitaminas A, B y C.

El plátano es un alimento que destaca por ser una fruta saludable y con muchos beneficios para el organismo. Le aporta carbohidratos, potasio, magnesio, ácido fólico y fibra. Sin embargo, no es el único, pues las hojas de la planta que produce esta fruta también hacen aportes medicinales al cuerpo, gracias a sus propiedades.

Las hojas de plátano contienen calcio, azufre, hierro, potasio, fósforo, sodio, caroteno, ácido cítrico y vitaminas A, B1, B2, B6, C, las cuales ayudan, entre otras cosas, a disminuir los niveles de glucosa y colesterol en la sangre, según indica un estudio realizado por especialistas de la compañía Natural Health.

En muchos países de Latinoamérica, las hojas de plátano son utilizadas para envolver los tamales, para elaborar platos e incluso para envolver y conservar en buen estado diversos alimentos, pues se cree que tienen algún efecto antimicrobiano que evita que los productos se dañen, destaca un artículo publicado en el diario El Universal, de México.

Estas hojas son una fuente de antioxidantes como los polifenoles, los cuáles ayudan a combatir a los radicales libres, responsables del envejecimiento prematuro y de la aparición de células cancerígenas, según información de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural de México, citada por la mencionada publicación.

Se dice que gracias a sus propiedades, esta planta ayuda a aliviar el dolor de garganta, la fiebre, combate los problemas de caspa y mantiene el pelo sano. Incluso, en algunos lugares es usada para curar heridas leves en la piel.

Las hojas de plátano también cuentan con compuestos antioxidantes, como la alantoína y lignina, asegura el portal Mejor con Salud.

Según este sitio web, estas son un remedio natural para regular los niveles de azúcar en la sangre. Para ello lo ideal es consumir té de hojas de plátano y puede combinarse con zanahoria, lechuga o manzana, siempre bajo supervisión médica, pues es importante asegurarse de que no afecte el tratamiento médico dirigido a atacar la diabetes.

Mejoran el sistema inmunológico

Este portal también asegura que las hojas de plátano contienen un compuesto llamado alantoína, la cual acelera el sistema inmunológico. Además de prevenir enfermedades, ayuda como astringente para bajar la fiebre y curar los dolores de garganta. Una de las formas de aprovechar los beneficios es en infusión, las cual se puede consumir de una a tres veces al día.

Con las hojas de plátano también se pueden realizar cataplasmas para curar heridas, gracias a que son buenas para los procesos de cicatrización, quemaduras y para sanar magulladuras. La recomendación es triturar las hojas con un mortero y aplicarlas directamente sobre la zona afectada luego de haber realizado una buena limpieza.

Otro de los beneficios que se le atribuyen es que ayuda a calmar la diarrea y enfermedades estomacales. Debido a sus propiedades astringentes son recomendables para aliviar enfermedades del estómago como úlceras, deteniendo el sangrado intestinal y aliviando los dolores. Para este caso, la recomendación es consumirla en té.

La infusión de manzanilla tiene efectos carminativos que ayudan a reducir el malestar estomacal. Foto: GettyImages.
Tomar infusiones de hoja de plátano es la mejor forma de aprovechar sus propiedades y beneficios para la salud. Foto: GettyImages. - Foto: Gettyimages

Bajar de peso

Con una receta milenaria proveniente de Asia, Mejor con Salud indica que solo se tienen que aplicar las hojas de plátano machacadas en las zonas en donde se evidencia grasa o celulitis como el abdomen, muslos y caderas. También se pueden cocer al vapor y colocarlas enteras durante una o dos horas.

Si la persona desea complementar el tratamiento para la celulitis debe ingerir una taza de té de hojas de plátano, a la cual se le puede añadir jengibre y un poco de miel.

Si bien se trata de un producto natural, antes de utilizar esta planta como tratamiento, es importante consultar con el médico y hacer uso de la misma con aprobación del mismo, con el fin de evitar posibles contraindicaciones.