Tendencias
Dolor de espalda
El dolor de espalda también puede ser un síntoma común de otras patologías que requieren atención médica. Ante un dolor muy intenso, lo recomendable es acudir al médico e iniciar un tratamiento. - Foto: Getty Images

vida moderna

Estas son las posibles causas del dolor de espalda al respirar

Si el dolor es persistente y está acompañado de dificultad para respirar es necesario consultar un médico de inmediato.

De acuerdo con el portal de noticias médicas Medical News Today, cuando una persona presenta dolor de espalda al respirar, puede obedecer a una afección médica. Cuando el dolor es agudo pueden establecerse algunas causas que van desde inflamación o infección en el pecho, hasta cáncer de pulmón.

Sin embargo, si es un dolor persistente debería ser consultado con un médico antes de buscar en internet las posibles razones, ya que sin un chequeo adecuado, hecho por un profesional que tiene acceso a la historia clínica del paciente, es muy probable que solo haya especulaciones, lo que puede derivar en pánico, autodiagnóstico y hasta automedicación, y esto podría incluso empeorar la causa del dolor.

Un dolor en la espalda mientras se respira puede ser también, en algunos casos, un indicio de una emergencia mucho más grave, como un ataque cardiaco o una embolia pulmonar. Generalmente está acompañado de dificultad para respirar y dolor de pecho. Estas son algunas de las razones por las que se puede presentar este dolor:

Escoliosis

Según la Clínica Mayo, organización dedicada a la educación y la investigación de la salud humana, la escoliosis es una desviación lateral de la columna vertebral que tiende a ser diagnosticada en adolescentes. Aunque puede presentarse en personas con afecciones como la parálisis cerebral infantil y la distrofia muscular, se desconoce la causa de la mayoría de los casos de escoliosis en la infancia.

De acuerdo con la Clínica, la mayoría de los casos de escoliosis son leves, aunque puede haber algunos en los que la desviación empeore con el crecimiento del menor que la padece. De hecho, una evolución apresurada de esta puede llegar a incapacitar a una persona. La razón por la que esta podría causar el dolor al respirar es porque la curvatura en la columna reduce el espacio dentro del pecho, lo que no permite un correcto funcionamiento de los pulmones.

Obesidad

Tener obesidad implica tener un exceso de grasa en el cuerpo, explica el portal web Medline Plus. La obesidad, sin embargo, es diferente del sobrepeso, pues este último significa pesar demasiado, pero no precisamente por grasa, sino que puede ser por otros factores como la masa muscular, los huesos o el agua en el cuerpo. No obstante, ambos términos encuentran relación en el hecho de que ambos son utilizados para referirse a cuando alguien tiene más peso del que se considera saludable según su estatura.

“La obesidad se presenta con el transcurso del tiempo, cuando se ingieren más calorías que aquellas que quema. El equilibrio entre la ingestión de calorías y las calorías que se pierden es diferente en cada persona. Entre los factores que pueden afectar su peso se incluyen la constitución genética, el exceso de comida, el consumo de alimentos ricos en grasas y la falta de actividad física”, afirma el sitio web.

El cáncer de pulmón comienza en los pulmones y se puede diseminar a los ganglios linfáticos o a otros órganos del cuerpo, como el cerebro, este se conoce como metástasis.

Cáncer de pulmón

El cáncer es, según los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades de EE. UU. (CDC), una enfermedad en la cual las células del cuerpo comienzan a multiplicarse sin control. Por ende, si el cáncer se origina en el pulmón, se le llama cáncer de pulmón.

Esta afección comienza en los pulmones y se puede diseminar a los ganglios linfáticos o a otros órganos del cuerpo, como el cerebro. Asimismo, otros tipos de cáncer pueden llegar a afectar a los pulmones. Este paso de las células cancerígenas de un órgano a otro se denomina metástasis. Un tumor en los pulmones puede presionar los nervios de la columna vertebral, afectando la respiración y causando dolor de espalda.

Cifosis

“La cifosis es una curvatura exagerada hacia delante de la espalda. Puede ocurrir a cualquier edad, pero es más común en las mujeres mayores”, afirma la Clínica Mayo.

Este padecimiento está relacionado a menudo con la edad, pero puede deberse a debilidad en los huesos de la columna vertebral, que pueden, a su vez, fracturarse y comprimirse. De acuerdo con la Clínica, la cifosis puede aparecer en otros tipos derivada de la misma malformación de la columna.

Neumonía

Según la Organización Mundial para la Salud (OMS), la neumonía es un tipo de infección respiratoria aguda que afecta a los pulmones. Estos últimos están formados por pequeños sacos, llamados alvéolos, que —en las personas sanas— se llenan de aire al respirar. En los casos de las personas que están enfermas de neumonía, los alvéolos están llenos de pus y líquido, lo que hace dolorosa la respiración y limita la absorción de oxígeno, esto puede causar el dolor al respirar.

La neumonía, afirma la OMS, es la principal causa individual de mortalidad infantil en todo el mundo.

Si una persona presenta un dolor como el mencionado en la espalda al respirar, debería acudir al médico inmediatamente en los siguientes casos: cuando tenga falta de aire o dificultad para respirar, cuando el dolor esté acompañado de tos severa o tos con sangre, cuando además sienta mareos o aturdimiento -incluso pérdida de la conciencia-, al sentir dolor en uno o ambos brazos, cuando se le hinchen las piernas y cuando sienta debilidad o entumecimiento en algún lugar del cuerpo.