Tendencias
Cómo entrenar para correr una carrera por primera vez
Realizar actividad física es ideal para mantenerse saludable. - Foto: Getty Images

vida moderna

Estos son los diez hábitos que podrían cambiar la vida

Una acción repetida en varias ocasiones crea una rutina que puede mejorar la vida.

Un hábito es una práctica que se realiza día a día a tal punto que llega a formar parte de la vida de las personas y su realización se vuelve automática.

Por ello, la Fintech MiCredi reveló en su portal web diez hábitos que cambian la vida, los cuales incluyen:

Una hora de ejercicio: las personas se preguntan cuál es la mejor hora para practicar ejercicio y, por tal razón, los expertos aseguran que es una cuestión de preferencia, gusto y horarios. Lo importante es cumplir con los objetivos diarios y planteados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que sugiere realizar actividades físicas aeróbicas moderadas durante al menos 150 a 300 minutos o actividades físicas aeróbicas intensas durante al menos 75 a 150 minutos, o una combinación equivalente de actividades moderadas e intensas a lo largo de la semana.

2 litros de agua: el agua es uno de los principales componentes del cuerpo humano, ya que representa entre 50 % y 70 % del peso corporal, de acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

3 tazas de té: “el té es rico en compuestos bioactivos con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, con posibles efectos beneficiosos para la salud humana”, explicó Jordi Salas, uno de los autores principales del estudio y coordinador del estudio Predimed Plus al medio de salud CuídatePlus.

4 frutas: tienen varios beneficios por su alto contenido de micronutrientes, con vitaminas, minerales y fibra. Por ejemplo, ayudan con la reducción de los niveles de colesterol, mejoran el tránsito intestinal (evitan el estreñimiento), disminuyen los niveles de azúcar en la sangre y contribuyen a la eliminación de toxinas, entre otros.

5 comidas: lo ideal es distribuir los alimentos en desayuno, media mañana, comida, merienda y cena, con ello se evita el comer en exceso.

6 canciones que alegren: la música puede reducir el estrés, reducir la ansiedad, reducir la depresión y reducir la agitación.

7 minutos de risa: la risa mejora la toma de aire con alto contenido de oxígeno, estimula el corazón, los pulmones y los músculos, y aumenta las endorfinas que se liberan en el cerebro, lo cual activa y reduce la respuesta al estrés.

8 horas de sueño: el descanso es de vital importancia para las personas, ya que dormir le da al cuerpo y al cerebro tiempo para recuperarse del estrés del día, de acuerdo con Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos. “El dormir mantiene todos los aspectos del cuerpo de una forma u otra: el equilibrio energético y molecular, así como también la función intelectual, el estado de alerta y el humor”, explica el Dr. Merrill Mitler, experto en sueño y neurocientífico de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés).

9 páginas de un buen libro: la lectura mejora el lenguaje, fortalece la concentración, alimenta la imaginación, desarrolla la memoria, facilita la comunicación, ejercita el cerebro, mejora la ortografía, amplía el vocabulario, según el Gobierno de México.

10 minutos de meditación: durante la meditación, se desarrolla una concentración intencional y se minimizan los pensamientos casuales sobre el pasado o el futuro. Asimismo, la entidad sin ánimo de lucro indicó que los beneficios emocionales y físicos de la meditación incluyen: tener una nueva perspectiva de las situaciones estresantes, adquirir habilidades para controlar el estrés, aumentar la autoconciencia, enfocarse en el presente, reducir las emociones negativas, aumentar la imaginación y la creatividad, aumentar la paciencia y la tolerancia, bajar la frecuencia cardíaca, bajar la presión arterial en reposo y mejorar la calidad del sueño.