Creativo Getty
El veterinario examina a un gato de raza Cornish Rex discapacitado en una clínica veterinaria. El gato solo tiene tres patas. Salud de la mascota. Cuidado de animales. Chequeo de mascotas, pruebas y vacunación en la oficina veterinaria. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Beneficios de las mascotas en la salud de los pacientes

Desde reducir la ansiedad hasta generar sensación de bienestar, tener mascotas es clave para pacientes en recuperación.

Las mascotas se han convertido en un miembro más de la familia, ganando importancia y protagonismo en los hogares colombianos como una compañía; sin embargo, sus beneficios van más allá de ser simples compañeros y los animales son considerados de alta importancia en la recuperación y prevención de enfermedades físicas y psicológicas.

De hecho, estudios señalan que cerca de cuatro millones de personas en Estados Unidos, Canadá, Escandinavia, Nueva Zelanda, Australia y Reino Unido manifestaron que tener un perro redujo el 24% de muertes por cualquier causa.

Además, identificaron que las personas que tuvieron ataques cardíacos y vivían solas con perros tenían un riesgo 33% menor de muerte en comparación con los que no tenían un perro.

Para las personas que sufren un accidente cerebrovascular y vivían solos con un perro, había un riesgo de muerte un 27% menor de tener complicaciones o llegar a la muerte.

“Estoy segura de que en algún momento de la vida has identificado que tu mascota capta tu estado de ánimo. Pues esta sensación es real, múltiples estudios muestran que los perros, por ejemplo, son excelentes captando emociones como la alegría, el miedo y la ira. Cuando un perro percibe que alguien está tranquilo y calmado, puede identificar que se encuentra en un ambiente seguro; en cambio, al estar entre personas irritables o ansiosas, puede llegar a alterarse. Esta situación de contagio emocional ocurre por las neuronas en espejo, son neuronas visomotoras dentro de la corteza premotora del cerebro”, afirma doctora Laura Villamil.

Esta conexión ocurre por varias razones. En primer lugar, el contacto visual entre un perro y su propietario va a generar liberación de oxitocina en el ser humano y en la mascota; esta hormona interviene favoreciendo la relajación, la calma, y así mismo activa las conductas prosociales, como la empatía, la confianza, la amistad y la generosidad.

Etólogos y científicos como Frans de Waal citan ejemplos de la teoría de la simulación en múltiples especies, incluidos los perros; sin duda, la empatía se genera entre los perros y sus dueños.

En varios países se ha reconocido la necesidad de un perro como una herramienta con fines terapéuticos; en estos casos, el perro no se considera solo una mascota, sino una parte del tratamiento para el manejo de las enfermedades.

Beneficios de las mascotas

Un certificado emitido por un profesional en salud mental es suficiente para tener derecho a la tenencia de este tipo de apoyo por parte de un animal.

Diversos estudios han demostrado que los perros impactan positivamente en la vida humana debido a los efectos terapéuticos, fisiológicos, emocionales y psicosociales.

“A nivel terapéutico, los perros se han utilizado en personas con demencia, en hogares geriátricos, hospitales y cárceles, con el fin de establecer una unión afectiva. A nivel fisiológico, por ejemplo, tener una mascota mejora nuestra salud al liberar endorfinas y disminuir el riesgo de sufrir de ansiedad, depresión, patologías que comprometan el sistema inmune o que se pueda somatizar a partir de dolencias psíquicas. Increíblemente, tener una mascota se convierte en esencial para mantenerte sano y activo” asegura Villamil.

Las personas que sufren de sobrepeso y obesidad, enfermedades que actualmente tienen porcentajes altos, podrían mejorar su estado físico teniendo una mascota que le pueda exigir actividad física. Emocionalmente, se disminuye el riesgo de sufrir de ansiedad y depresión por la sensación de soledad, procesos de duelo, etc.

En ciertas patologías, como la epilepsia, o en el caso de personas ciegas, los perros deben tener un entrenamiento previo para evitar eventos negativos; sin embargo, la doctora Villamil hace un llamado a la tenencia responsable de una mascota, teniendo en cuenta una buena alimentación, vacunación, controles en veterinario y amor, lo que va a traer más resultados positivos que negativos.