vida moderna

Tips para viajar con la mascota este puente festivo

Los animales suelen ponerse nerviosos como los seres humanos y también se marean.


Colombia es uno de los países que más días feriados o festivos tiene en su calendario, pues cuenta con 18 días de descanso, además de los fines de semana, en los que la gran mayoría de las empresas de la nación laboran de lunes a viernes, aunque hay quienes no pueden descansar, como el sector salud, alimentos (restaurantes y supermercados), entre otros.

Así las cosas, los ciudadanos suelen viajar los fines de semana, sobre todo cuando hay un festivo o también llamado ‘puente’, por lo que muchas familias saldrán de su lugar de residencia común este fin de semana, aprovechando que el lunes 15 de agosto es feriado, debido a la celebración de la Asunción de la Virgen.

Si bien hay algunas personas tienen mascotas, cuando llega el momento de un viaje, hay quienes prefieren dejarlas en una guardería o con un amigo o familiar, puesto que llevarlas consigo a algún destino puede implicar no solamente más gastos, sino también muchos cuidados especiales, pues los animalitos, como las personas también pueden marearse o tener dolores por el movimiento constante del vehículo (pues se trata de seres vivos).

Sin embargo, pocos dueños tienen en cuenta el cuidado que deben tener con ellas en el momento del desplazamiento en carro. Mientras que, de otro lado, están quienes deciden viajar con los animalitos, pues a muchos dueños de mascotas no les gusta dejarlos solos y los llevan a los diferentes destinos que visitan.

Por otra parte, debido a que no están acostumbrados a viajar, pueden tener miedo porque perciben esta experiencia como peligrosa, por lo que pueden mostrarse inquietos, tratar de esconderse, llorar, presentar salivación excesiva, entre otros síntomas. Por lo cual, vale traer a colación algunos consejos para que, tanto la mascota como el dueño, no tengan una experiencia negativa en el viaje.

Recomendaciones para viajar en carro con la mascota

El experto Rodrigo Arenas habló con SEMANA y dio algunos consejos para que el animal no pase un mal rato en el trayecto. Manifestó que -como se mencionó anteriormente- los peluditos pueden marearse con facilidad, por lo que es fundamental darles de comer con cinco horas de anterioridad, sin importar si el camino es largo o corto.

Asimismo, existen ciertos medicamentos que evitarán que los animales se mareen. Lo más recomendable es consultar a tu veterinario de confianza, pues es quien sabe cuál será el adecuado para la mascota.

Otro de las recomendaciones de Arenas: es necesario adaptar un espacio exclusivo para el animal, como por ejemplo un guacal. Y es que no solo será más cómodo para él, sino también para las demás personas en el vehículo, pues no se estará moviendo de silla en silla. Además, resalta que en caso de una fuerte frenada se puede evitar un traumatismo.

Adicionalmente, si bien a ellos les encanta sacar la cabeza por la ventana, no es ideal que lo hagan por un tiempo prolongado porque pueden sufrir problemas o dolores auditivos y en los ojos.

De igual manera, en caso de viajar a tierra caliente, a las mascotas les debe llegar aire acondicionado para evitar un golpe de calor y deberán ser hidratados constantemente con agua fría. Por otro lado, si el destino final es un lugar frío, será necesario llevarles una manta o cobija para que no les haga daño el cambio de clima.

Desde Ciudad Mascotas, aclaran que “en Colombia, no existe un reglamento específico que determine cómo debe ser el transporte de las mascotas en los autos particulares. Sin embargo, uno de los principios básicos es que el conductor debe estar concentrado al volante para evitar accidentes que pueden terminar siendo fatales”.

“Un perro que no puede estar tranquilo en el carro o que busca llamar la atención –como esos a los que les gusta ubicarse sobre las piernas del conductor– puede representar un latente peligro para todos los que van allí o los que coinciden en la vía”, agregan.

Mientras que, Total Energies, advierten que hay que “entender que una mascota suelta aumenta las consecuencias en caso de un accidente. Si tenemos una desaceleración a 50 km/h, el animal multiplica su masa hasta cincuenta veces”.

Y dado caso, se llegue a tener algún impacto “contra alguno de los pasajeros, podría ocasionar lesiones severas. Un choque a 100 km por hora, un perro de 20 kilos multiplica su peso por treinta y puede golpear a un objeto o a una persona como si pesara 600 kilos, transformándose en un proyectil”.