perros

Perros: ¿cuánto tiempo se pueden quedar solos en casa?

No existe un tiempo fijado para dejar a un canino solo. Todo depende de su edad y de los ejercicios que se hagan para acostumbrarlo.


Una de las preguntas más frecuentes de las personas que conviven con animales de compañía es saber cuánto tiempo pueden dejarlos solos en casa. Este interrogante no tiene una respuesta única. Existen varios factores que determinan las condiciones en las que, en este caso un perro, puede pasar un rato de soledad.

El portal especializado Gabrica señaló que en relación a los cachorros (menores de seis meses) lo recomendable es dejarlos solos hasta máximo dos horas, pero teniendo en cuenta que es mejor hacerlo gradualmente. En cuanto a perros mayores de 18 meses, se debería dejarlos solos entre cuatro y seis horas. Finalmente, para los perros mayores, el tiempo varía entre dos a seis horas, dependiendo de su estado de salud.

Es importante resaltar que cuando una persona pretende dejar solo a uno de sus perros tiene que hacer ejercicios previos para acostumbrar al animal. La idea de estas actividades es que el canino se habitúe con su entorno sin la necesidad de tener presente a un ser humano.

“Hay ejercicios que sirven para que una mascota se acostumbre a quedarse sola en casa. La clave de estos ejercicios radica en la progresión y en dejarle divertidas distracciones para que la soledad sea más llevadera. Existen en el mercado diversos juguetes que mantienen a las mascotas entretenidas y que están relacionados con la obtención de recompensas. Estos juguetes son una buena opción en este caso”, apuntó la Fundación Affinity.

Otro ejercicio funcional es dejarlo solo en una habitación durante menos de 10 minutos y regresar cuando el animal esté tranquilo. Esto hace que el perro se acostumbre a la soledad y sepa que no es peligrosa o insegura. Progresivamente se puede aumentar el periodo de tiempo, hasta que el animal se sienta más cómodo con su propia compañía.

Sin duda, si un perro estará solo durante un periodo prolongado de tiempo lo más recomendable es contratar los servicios de un cuidador que vaya a casa y se asegure que todo está bien.

La veterinaria Gabriella Tami escribió en el portal web de la Fundación Affinity que algunos de los problemas recurrentes cuando un perro se queda solo en casa “están relacionados con la ansiedad por separación, con las conductas destructivas debidas al juego o a la exploración y con las eliminaciones indeseadas -sobre todo si no ha aprendido a hacer sus necesidades fuera de casa-. Con los gatos suele haber menos problemas, siempre que le hayas preparado un lugar de ocio en condiciones”.

Asimismo, Tami resaltó que, con el fin de evitar daños o accidentes dentro de la casa, se deben guardar las plantas tóxicas o los pequeños objetos que no son juguetes. También hay que tener especial cuidado con los cables eléctricos, las ventanas y los balcones abiertos.

Otros de los métodos funcionales para que el perro esté tranquilo en casa es estimularlo para que se mantenga mentalmente activo. Esto se puede hacer por medio de rompecabezas con comida y escondiendo premios dentro del hogar. Finalmente, dejar al animal con una cama cómoda y aseada es importante.