Tendencias
Mareo / Escopolamina
El vértigo es diferente a los mareos. Foto: Getty Images - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Vértigo y mareos: cómo diferenciarlos y cuáles son los síntomas

En algunas ocasiones pueden indicar una afección de salud subyacente.

Algunas personas suelen confundir el vértigo con el mareo, pensando que significan lo mismo. Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, explica la diferencia: “Cuando se siente mareado, puede sentirse aturdido, confundido o desorientado. Si siente que la habitación está girando, tiene vértigo. Ambas sensaciones pueden hacerle perder el equilibrio”.

El vértigo da la impresión de que el espacio en el que se encuentra la persona se mueve giratoriamente y produce la sensación similar de caer al vacío. Según explica el portal web Saber Vivir, también pueden presentarse otros síntomas como:

  • Movimiento anormal de los ojos, espasmódico e involuntario.
  • Disminución de la audición (hipoacusia).
  • Alteraciones del equilibrio.
  • Pérdida de fuerza y sensación de debilidad en todo el cuerpo.

De acuerdo con Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, existen dos tipos de vértigo: central y periférico. El primero es resultado de un problema en el cerebro, generalmente en el cerebelo. Y el segundo, a un problema en el oído, en la zona donde se controla el equilibrio.

Las causas del vértigo central son:

  • Enfermedad vascular.
  • Ciertos fármacos como anticonvulsivos, ácido acetilsalicílico (aspirin) y alcohol.
  • Esclerosis múltiple.
  • Convulsiones (poco común).
  • Accidente cerebrovascular.
  • Tumores (cancerosos o no).
  • Migraña vestibular, un tipo de migraña.

Las causa del vértigo periférico son:

  • Vértigo postural benigno.
  • Ciertos medicamentos, como antibióticos aminoglucósidos, cisplatino, diuréticos o salicilatos, los cuales son tóxicos para las estructuras del oído interno.
  • Lesión (como un traumatismo craneal).
  • Inflamación del nervio vestibular (neuronitis).
  • Irritación e hinchazón del oído interno (laberintitis).
  • Enfermedad de Ménière.
  • Presión en el nervio vestibular, por lo general de un tumor no canceroso, como meningioma o schwanoma.

Sobre los mareos Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, señala que este es un término que se utiliza para “describir un amplio abanico de sensaciones, tales como desvanecimiento, atontamiento, debilidad o inestabilidad”.

Los mareos pueden ser el resultado de diversas causas, como medicamentos, problemas en el oído interno, etc. En algunas personas pueden presentarse por una enfermedad subyacente. Por eso, en caso de presentar ya sea mareos o vértigo frecuentemente, es importante consultar a un médico para recibir la atención y diagnóstico correcto.

¿Cuándo se debe pedir ayuda médica?

En caso de presentar mareos o vértigo junto a los siguientes síntomas, es importante acudir a un centro médico:

  • Dolor de cabeza repentino e intenso.
  • Dolor en el pecho.
  • Dificultad para respirar.
  • Entumecimiento o parálisis en los brazos o las piernas.
  • Desmayos.
  • Visión doble.
  • Taquicardia o arritmia.
  • Confusión o dificultad en el habla.
  • Tropiezos o dificultad para caminar.
  • Vómitos continuos.
  • Convulsiones.
  • Cambio repentino en la audición.
  • Entumecimiento o debilidad faciales.

Plantas como remedios caseros

Existen diferentes bebidas y tés que las personas suelen preparar evitar o para combatir diferentes afecciones. Algunos también preparan infusiones con plantas para aliviar el vértigo.

La valeriana es una bebida que puede ayudar a aliviar la ansiedad asociada con el vértigo. “Este té también puede ser utilizado para facilitar la conciliación del sueño y aliviar la tensión física y mental luego de un arduo día de trabajo. Para lograr esto, el té debe beberse al menos 30 minutos antes de dormir, debido a que puede causar agitación ligera antes de iniciar su efecto relajante”, explica Tua Saúde, portal web especializado en salud.

Los ingredientes para este remedio incluyen:

  • 10 g de raíz de valeriana.
  • 500 ml de agua.

Preparación

  • Llevar los ingredientes a una olla y dejar hervir por diez minutos.
  • Dejar reposar por 5 minutos.
  • Colar y servir.
  • Beber dos tazas al día.