vida moderna

Infarto: estos son algunos síntomas poco comunes de alerta

En caso de presentar síntomas se debe pedir ayuda médica inmediatamente.


El ataque cardíaco, también conocido como infarto de miocardio, ocurre cuando se obstruye el flujo de la sangre que se dirige al corazón. Esto puede suceder por acumulación de grasa, colesterol u otras sustancias que forman una placa. “A veces, una placa puede romperse y formar un coágulo que bloquea el flujo de sangre. La interrupción del flujo de sangre puede dañar o destruir una parte del músculo cardíaco”, explica Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

La Fundación Española del Corazón explica cómo se produce un infarto agudo de miocardio:

  1. Las arterias coronarias se estrechan.
  2. El oxígeno no llega al miocardio.
  3. El miocardio, al no recibir oxígeno, no puede producir energía para moverse.
  4. Mueren las células del tejido que no reciben sangre (el tejido se necrosa).

Síntomas

Un ataque cardíaco es considerado como una emergencia médica, lo que significa, que al momento de presentar síntomas se debe pedir ayuda o llamar una ambulancia para recibir atención inmediatamente. Es importante acudir enseguida, debido a que el riesgo de muerte súbita es mayor en las primeras horas de un ataque cardíaco.

Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, señala los síntomas de un infarto:

  • El dolor torácico (el síntoma más común).
  • Dolor en una sola parte del cuerpo o que se irradia desde el pecho a los brazos, hombro, cuello, dientes, mandíbula, área abdominal o la espalda.
  • El dolor puede presentarse de forma intensa o leve y puede sentirse como si fuera una indigestión intensa, una presión fuerte o una banda apretada alrededor del pecho.
  • El dolor suele tener una duración de más de 20 minutos.
  • Otros síntomas que también pueden presentarse durante un ataque cardíaco son: ansiedad, tos, desmayos, mareo, vértigo, náuseas y vómitos, palpitaciones fuertes, dificultad para respirar y sudoración.

En algunos casos una persona puede sufrir un ataque cardíaco y no presentar síntomas. Esto es conocido como ““ataque cardíaco silencioso.

Otros síntomas

Voz ronca

Según explica Saber Vivir en algunas ocasiones la voz puede volverse ronca sin algún motivo aparente. Esto puede ser un signo de insuficiencia cardíaca congestiva, la cual es difícil de identificar.

Caminata lenta

Según un estudio publicado en European Heart journal las personas de mediana edad que tienden a caminar con un paso lento (más del habitual) tienen un mayor riesgo de morir por afecciones del corazón. La investigación contó con el análisis de datos de 2006 a 2010 de al menos medio millón de personas con estas características.

Debilidad

Más de la mitad de las personas que sufren un infarto sienten en días previos cansancio muscular o debilidad, sin alguna causa aparente. “Esta falta de energía repentina es uno de los síntomas más comunese specialmente del infarto femenino y uno de los que menos se tiene en cuenta”, apunta Saber Vivir.

Factores de riesgo

Existen algunos factores que aumentan el riesgo de que se produzca una obstrucción de las arterias coronarias:

  • Hipertensión.
  • Colesterol alto.
  • Tabaco.
  • Obesidad.
  • Sedentarismo.
  • Edad avanzada.

¿Qué hacer cuando alguien tiene un ataque cardíaco?

  • De acuerdo con Mayo Clinic, en caso de que la persona esté inconsciente, lo primero que se debe hacer es llamar y pedir una ambulancia para recibir atención médica.
  • Luego, verificar que la persona esté respirando y que tenga pulso. En caso de que no respire o no tenga pulso, se debe iniciar RCP.
  • Para hacer RCP se debe presionar rápido y con fuerza en el pecho de la persona. Esto debe realizarse a un ritmo relativamente rápido. “Si no has recibido capacitación para hacer una RCP, los médicos recomiendan realizar solo compresiones en el pecho. Si has recibido capacitación para hacer una RCP, abre las vías respiratorias y proporciona respiración de rescate”, explica la entidad de salud.