coronavirus

“Extremadamente bajo”: el riesgo de una inflamación al corazón por vacunarse contra la covid-19

Un nuevo estudio reveló la incidencia de casos de miopericarditis por inoculación contra el coronavirus.


Luego de que se corrieran rumores sobre los supuestos efectos secundarios que se tenía tras aplicarse la vacuna contra la covid-19, un nuevo estudio científico reveló que el mito de la inflamación del corazón por la administración del biológico era poco posible.

The Lancet Respiratory Medicine publicó la investigación científica que analizó la incidencia de la hinchazón del corazón, o miopericarditis luego de la aplicación de la vacuna contra la covid-19 tanto en jóvenes como en adultos.

“Ha habido un aumento de los informes de miopericarditis después de la vacunación... El objetivo fue caracterizar la incidencia de miopericarditis después de la vacunación contra la covid-19 y compararla con la vacunación no relacionada con el coronavirus″, explicaron los autores en su argumento.

Según la investigación, afirmó que al aplicarse la vacuna contra la covid-19 se corre un riesgo “extremadamente bajo” de sufrir una inflamación en el corazón a causa de ella, aseverando que la posibilidad de que esto ocurra es similar al de otras vacunas que han estado en el mercado por más de 20 años.

El método utilizado para el estudio fue la “revisión sistemática y un metaanálisis”, sobre bases de datos registradas desde el 1 de enero de 1947 hasta el 31 de diciembre de 2021, “sobre la incidencia de miopericarditis después de la vacunación (el resultado primario)”, entre otras informaciones con diferentes tipos de pacientes para lograr concluir su resultado.

Entre las vacunas contra la covid-19, se examinó el efecto del tipo de vacuna (ARNm o no ARNm), el sexo, la edad y la dosis sobre la incidencia de miopericarditis”, explican en el artículo, afirmando que utilizaron las vacunas que están en el mercado para poder completar su análisis y aún de esta forma se habría logrado llegar a la conclusión de la baja posibilidad de que se inflame el corazón por la aplicación del biológico en contra del virus de la pandemia vigente.

Los resultados de la prueba afirmaron que entre un millón de personas que se administraron la vacuna contra la covid-19, solamente se presentaron 16 casos de miopericarditis, y en relación con otro tipo de vacunas, como la del tétano, la varicela, la fiebre amarilla o la misma influenza, se estarían presentando en promedio 56 casos de la inflamación al corazón.

“Entre las personas que recibieron vacunas contra la covid-19, la incidencia de miopericarditis fue significativamente mayor en hombres (frente a mujeres), en personas menores de 30 años (frente a 30 años o más), después de recibir una vacuna de ARNm (frente a una vacuna sin ARNm) y después de una segunda dosis de vacuna (frente a una primera o tercera dosis)”, fue la conclusión que mejor agrupa los resultados de la investigación, haciendo referencia al porcentaje de personas que desarrollaron el padecimiento, es decir, de los 16 casos por millón de pacientes.

La doctora Jyoti Somani, quien es una de las autores de la investigación afirmó para el portal EurekaAlert, que con respecto a los beneficios de la vacunación, el riesgo de padecer la inflamación en el corazón por el biológico era muy bajo.

“La incidencia de miopericarditis tras la vacunación no covid-19 podría indicarnos que la miopericarditis es un efecto secundario de los procesos inflamatorios inducidos por cualquier vacunación y no es específica a las proteínas ‘Spike’ de las vacunas del covid-19 o la infección... Los riesgos que representan estos eventos inusuales deberían ser superados por los beneficios de la vacunación”, aseguró.