coronavirus

Japón detectó primer caso de la variante combinada XE del coronavirus

La paciente se encuentra fuera de peligro gracias al rápido trabajo del Gobierno nipón.


En las últimas semanas, las autoridades sanitarias del mundo han reportado la aparición de varios casos de la variante ómicron XE de la covid-19, una situación en la que una persona se contagia de la cepa original BA.1, así como de la subvariente BA.2. Al ser el contagio simultáneo, se crea una combinación que da como resultado esta variante.

Así lo demostró una mujer que aterrizó en Japón el pasado 26 de marzo y quien, según la autoridad de salud del país asiático, es considerada como la primera persona en portar ómicron XE en su territorio.

De acuerdo con el Ministerio de Salud japonés, la mujer llegó al aeropuerto de Narita, en Tokio, en un vuelo procedente de Estados Unidos. Afortunadamente, la pasajera se encuentra inmunizada contra el nuevo coronavirus con una doble dosis del biológico desarrollado por Pfizer.

Asimismo, la información oficial asegura que la paciente no presentó síntoma alguno, tanto en Estados Unidos como en Japón, con la diferencia de que la prueba PCR realizada en suelo norteamericano dio negativo a coronavirus, mientras que la practicada por las autoridades japonesas sí confirmaron el contagio.

Afortunadamente, hoy la mujer se encuentra fuera de peligro, luego de cumplir con la cuarentena obligatoria en colaboración de las autoridades de ese país.

Frente a esta situación, el portavoz gubernamental japonés, Hirokazu Matsuno, manifestó que el dato a tener en cuenta y que genera tranquilidad entre los entes encargados de la salud en el país es que el caso fue hallado dentro del aeropuerto y no fuera de este, por lo que “todavía no se ha detectado dentro de Japón”; en pocas palabras, es un caso aislado que esperan continúe de esa forma.

“Es necesario recopilar más información para determinar sus características de propagación y la gravedad de la enfermedad (de la ómicron XE). Vigilaremos de cerca el movimiento de esta mutación y haremos test mientras atendemos a la información científica que sale y observamos la situación en otros países”, añadió el experto.

Cabe recordar que Japón “se encuentra actualmente en un período de transición a la normalidad”, tal como lo mencionó Matsuno, por lo que el monitoreo de este tipo de situaciones será crucial para traspasar la barrera de la pandemia y así alcanzar la tan anhelada endemia (aprender a vivir con el virus sin que este sea una amenaza mortal para la población).

Sin embargo, para las autoridades es preocupante ver que la disminución de casos se ha estancado, llegando incluso a tener un pequeño repunte durante la primera semana de abril. En relación con el final de marzo, Japón registró más de 337 mil casos nuevos de coronavirus en el inicio de este mes.

No obstante, el Gobierno nipón se encuentra tranquilo, sabiendo que es uno de los países con uno de los mejores manejos de la pandemia en el mundo. Desde el 31 de diciembre de 2019, cuando se registró el primer caso de covid-19 en el planeta, Japón ha tenido tan solo 7 millones de contagios, de los cuales 28.697 terminaron en la muerte.

Por último, es importante recordar que la ómicron XE fue identificada por primera vez el pasado enero en Reino Unido, país en el que ya han sido detectadas más de 1.100 personas con esta variante combinada; esto es menos del 1 % de los contagios totales de esta nación.

Viendo esta realidad, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha asegurado que, contrario a lo que muchos gobiernos piensan, la pandemia “está lejos de terminar”.

“La covid-19 está afectando ahora a los países de maneras muy diferentes”, dijo hace algunos días el director de esta organización internacional, el etíope Tedros Adhanom Gebreyesus.