vida moderna

Hongos en la piel: ¿Cómo eliminarlos con remedios naturales?

La exfoliación con sal marina ayuda a eliminar las células muertas mientras combate los hongos cutáneos.


Los hongos en la piel además de ser molestos, también son bastante antiestéticos. Generalmente, aparecen en distintas áreas del cuerpo, como los pies, las manos, las axilas e incluso el rostro. Se caracterizan por producir unas manchas de color blanco o rojizo, las cuales suelen venir acompañadas de comezón y enrojecimiento.

Denise M. Aaron, médica del Dartmouth Geisel School of Medicine, señala que suelen localizarse en las áreas húmedas del cuerpo donde dos superficies cutáneas entran en contacto: entre los dedos de los pies, en la zona genital y debajo de las mamas. Las infecciones fúngicas de la piel más habituales son causadas por levaduras (como Candida o Malassezia furfur), o dermatofitos, como Epidermophyton, Microsporum, y Trichophyton.

La cándida es la causa más común de dermatitis del pañal en los bebés. Los hongos aprovechan las condiciones cálidas y húmedas dentro del pañal. La infección por cándida es también particularmente común en personas con diabetes y en quienes son obesos, según el portal MedlinePlus.

Ante su aparición prolongada hay que consultar al dermatólogo.
Esta infección en la piel la padecen las personas que usan medias húmedas o zapatos muy apretados. - Foto: Getty Images

Afortunadamente, existen remedios naturales para combatirlos. Aquí algunos recomendados por el portal Mejor con Salud.

Ajo

  • Tanto su consumo como su aplicación directa sobre la piel son válidos como tratamiento contra este tipo de trastornos cutáneos.
  • Al ingerirlo se promueve la eliminación de patógenos dañinos presentes en el intestino y, de paso, se desintoxica la sangre.
  • También es útil como mascarilla o en forma de pasta, ya que su jugo se absorbe con facilidad en la piel acelerando su recuperación.
  • Lo más importante es utilizarlo crudo porque es la única forma de aprovechar al 100 % todas sus propiedades.

Sal marina

  • La exfoliación con sal marina ayuda a eliminar las células muertas mientras combate los hongos cutáneos.
  • Basta con diluirla en un poco de agua para, después, frotarla en la zona afectada con un ligero masaje circular.

Aceite de orégano

  • Las propiedades antibióticas y antifúngicas del aceite de orégano hacen que sea un buen aliado para aliviar este tipo de afecciones.
  • Su aplicación en la zona afectada reduce la presencia de hongos y acelera la recuperación de la piel sin producir efectos adversos.

Yogur natural

  • Las bacterias beneficiosas que contiene el yogur natural resultan útiles para combatir varios tipos de patógenos que afectan distintas partes de la piel.
  • Esto se debe a que dichas bacterias presentan el mismo nicho ecológico que los hongos.
  • Aunque a menudo se usa para reducir la presencia de hongos en la zona íntima, también resulta útil cuando se desarrollan en los pies, las axilas o la cara.
  • Basta con frotarlo con un ligero masaje y dejarlo actuar unos 30 minutos antes de enjuagar. Su uso debe ser diario hasta encontrar el alivio deseado.

Aloe vera

Vinagre de manzana

  • La razón principal por la que el vinagre de manzana combate los hongos es porque altera el ambiente que necesitan para proliferar, modificando el pH de la piel.
  • Sin embargo, un exceso de ácido acético puede alterar la flora bacteriana natural de la piel, pudiendo ocasionar más daños que beneficios.
  • Se recomienda no aplicarlo de forma directa sobre la piel puesto que puede resultar agresivo. La mejor forma de utilizar este remedio contra los hongos es diluirlo en agua a partes iguales.

Bicarbonato de sodio y limón

El bicarbonato tiene propiedades antimicóticas, alcalinas y antisépticas. Su empleo se potencia con el limón y su excelente acción bactericida y antimicótica. Pero, así como son efectivos, su uso tiene un especial cuidado.

  • Al jugo de un limón, añadir una cucharada de bicarbonato de sodio.
  • Revolver hasta obtener una pasta.
  • Aplicar sobre la piel afectada y dejar actuar 5 minutos.
  • Enjuagar con abundante agua y repetir todos los días hasta obtener resultados.
  • Adicionalmente, usar una crema hidratante, eso evitará una resequedad excesiva.

Se recomienda consultar al dermatólogo antes de usar cualquiera de los remedios, ya que cada piel es distinta y reacciona diferente a cada ingrediente.