Tendencias
Mujer luchando con nuevas tecnologías, estrés, trabajo en casa, trabajo virtual.
malas posturas corporales - Foto: Getty Images

vida moderna

Joroba y otras malas posturas: con estos ejercicios podrá evitarlas

Poner en práctica algunos ejercicios ayudará a mantener una buena postura y por ende, a evitar algunas dolencias,

Mantener una buena postura es fundamental no solo para dar una buena imagen, sino también para evitar problemas en la columna, fuertes dolores de espalda y algunas otras afecciones respiratorias y musculares.

Es así que prestarle atención a no encorvarse o sentarse mal frente al escritorio es prudente para el bienestar general, motivo por el que se pueden poner en práctica una serie de ejercicios para mejorar la postura corporal y con ello evitar algunas dolencias en la cabeza, espalda, cuello, rodilla, cadera, pies y mandíbula.

Para iniciar, el primer paso se enfoca en enderezar la espalda. Como ya es sabido, quienes por lo general suelen adoptar las peores posturas corporales son aquellas personas que pasan muchas horas sentadas o llevan un estilo de vida sedentario, situaciones que provocan que, sin proponérselo, mantengan los hombros hacia delante y la parte alta de la espalda encorvada, y salga así a relucir la conocida joroba.

Esta mala postura en esta parte del cuerpo en la que se ve a la persona encorvada no solo se nota en estos casos, sino también suele evidenciarse al caminar y aún, estando de pie.

Bajo ese contexto, esto es lo que se debe tener en cuenta para corregir la postura de la espalda según explica el sitio especializado Mejor con Salud.

· Cuando se permanece mucho tiempo sentado, es importante realizar constantemente ejercicios de estiramiento. De este modo además de evitar que la espalda se encorve, también se podrá evitar contracturas por falta de movilidad.

· Por el contrario, quienes permanecen mucho tiempo de pie, deben intentar mantener bien erguida la espalda.

· Contraer el abdomen mientras se mantiene la espalda derecha; especialmente, al caminar o permanecer sentado, también puede ayudar a que poco a poco se vaya mejorando la postura y con ello, ya no lucir más la molesta joroba.

· Al caminar, se debe procurar mantener la cintura, espalda y cuello alineados, dar pasos ni muy largos ni muy cortos e intenta acompasar los movimientos, es decir, mover al mismo tiempo el brazo derecho y el pie izquierdo, y viceversa.

Ahora bien, con la buena postura de la espalda viene la posición adecuada de hombros, que deben estar siempre ligeramente hacia atrás. Una buena manera de detectar que se tienen en la postura correcta es cuando la posición obliga al cuerpo a sacar el pecho hacia delante, esto, claro está, sin exagerar al punto de verse ‘extraño’ o sentir dolor.

Con respecto al cuello, hay que decir que una mala postura prolongada en el tiempo, hará que los músculos del cuello empiecen a contraerse y, por ende, a generar dolor. Por ese motivo es importante tratar de relajar esta zona del cuerpo tratando de mantener la cabeza alineada con la espalda, el cuello estirado y la barbilla ligeramente hacia arriba; ejercicios a practicar sobre todo cuando se está sentado, explica el sitio experto.

Para liberar tensiones también es aconsejable recibir un masaje alrededor del cuello mientras se permanece derecho. Esto ayudará a que los músculos permanezcan estirados y se reduzca el nivel de carga de esta área.

En caso dado de seguir los consejos anteriores, y presentar molestias en las partes del cuerpo señaladas, lo mejor será acudir al médico o fisioterapeuta para que valide si existe alguna otra afección que pueda estar conllevando a malas posturas o dolencias.