Tendencias
Glucosa / Diabetes / Sangre
Los científicos recomiendan reemplazar el consumo de carnes rojas por alimentos como el pescado o el huevo, para prevenir el desarrollo de enfermedades como la diabetes. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

La bebida que evita la diabetes tipo 2

La diabetes es catalogada por la OMS como una enfermedad crónica.

Según explica el portal de salud y medicina Medlineplus, cuando una persona padece de diabetes, sus niveles de azúcar (glucosa) en la sangre se encuentran elevados; la glucosa la obtiene el cuerpo a través de los alimentos que se consumen a diario.

La insulina es una hormona que ayuda a que la glucosa entre a las células para suministrarles energía. En la diabetes tipo 1, el cuerpo no produce insulina. En la diabetes tipo 2, la más común, el cuerpo no produce o no usa la insulina de manera adecuada. Sin suficiente insulina, la glucosa permanece en la sangre”.

Las personas que son diagnosticadas con este padecimiento deben seguir las indicaciones médicas al pie de la letra; además, deben acudir con un profesional de la salud, como los es un nutricionista, para que este brinde un plan de alimentación adecuado para cada individuo; allí, el profesional guiará al paciente para que este sepa qué productos debe evitar, con el fin de que sus niveles de glucosa no se eleven.

Adicional a esto, toda persona que ha sido diagnosticada con esta enfermedad debe continuar practicando actividad física de manera frecuente, ya que este buen hábito ayuda a reducir los niveles de azúcar en la sangre, de manera natural; si el paciente no practica algún deporte o realiza algún tipo de actividad física es importante que lo empiece a hacer, bajo la supervisión de un profesional.

Una nueva investigación, que se presentará en la reunión anual de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes dio a conocer que la ingesta de un vaso de leche o yogur, bajos en grasa, reduce el riesgo de padecer diabetes tipo 2.

Cabe aclarar que el consumo de cualquiera de estos productos debe ir acompañado de buenos hábitos de salud como lo es una alimentación balanceada y la práctica de actividad física frecuente. Los investigadores italianos también dieron a conocer que el consumo desmedido de carnes rojas, procesadas e incluso blancas puede generar el efecto contrario, es decir, aumentar el riesgo de padecer de diabetes.

"La diabetes es una causa importante de ceguera, insuficiencia renal, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular y amputación de los miembros inferiores", explica la OMS.
"La diabetes es una causa importante de ceguera, insuficiencia renal, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular y amputación de los miembros inferiores", explica la OMS. - Foto: Getty Images

Tras el hallazgo, los científicos recomiendan reemplazar el consumo de carnes rojas por alimentos como el pescado o el huevo. Este proyecto, que será presentado en la reunión anual de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes, que se llevará a cabo la semana entrante en Estocolmo (Suecia), analizó detalladamente otros estudios que se han hecho con respecto a la incidencia del yogur y la leche en la prevención de la diabetes tipo 2.

175 estudios fueron involucrados en esta investigación, todos analizaron 12 alimentos de origen animal y el efecto que tenían a la hora de desarrollar diabetes tipo 2 en el organismo. Cuando se analizó el consumo de carne roja, con la probabilidad de desarrollar esta enfermedad, se dio a conocer que las personas que comían 100 g/día tenían un 22 % más de probabilidades de desarrollar dicha patología.

Una de las profesionales de la salud que participó en dicha investigación, Annalisa Giosuè, mencionó que “la carne roja y la procesada son fuentes importantes de componentes como los ácidos grasos saturados, el colesterol y el hierro hemo, todos ellos conocidos por favorecer la inflamación crónica de bajo nivel y el estrés oxidativo, lo que, a su vez, puede reducir la sensibilidad de las células a la insulina”.

Contrario a esto, se dio a conocer que los productos lácteos tienen un efecto protector contra la diabetes tipo 2. Según la información recogida por el diario Infobae, “las personas que consumían 200 g de leche al día -el equivalente a un vaso- tenían un 10 % menos de probabilidades de ser diagnosticadas, con esta enfermedad, en comparación con las que consumían menos. El riesgo era un 6 % menor entre las personas que consumían 100 g de yogur al día”.