Tendencias
Los antiguos boticarios la recomendaban como  “tónico hepático” y estudios recientes han visto que aumenta el flujo de bilis.
Los polisacáridos presentes en el diente de león pueden ser beneficiosos para la función hepática. - Foto: Los antiguos boticarios la recomendaban como “tónico hepático” y estudios recientes han visto que aumenta el flujo de bilis.

vida moderna

La hierba que ayuda a mejorar el hígado y combatir la anemia

Se considera un buen complemento de la dieta para acelerar la recuperación de los episodios de anemia y fatiga.

El diente de león tiene propiedades regeneradoras, antiinflamatorias y digestivas, entre otras, y se utiliza desde hace muchos años para tratar varias dolencias físicas, sobre todo trastornos digestivos y enfermedades del hígado.

En concreto, la raíz de diente de león es protectora del hígado, no solo porque ayuda a optimizar su funcionamiento, sino porque previene y alivia las inflamaciones. Asimismo, ayuda a regular el flujo de la bilis, según el portal Mejor con Salud.

De acuerdo con una publicación hecha en Cambridge University Press, es una fuente de diversos nutrientes y sustancias biológicamente activas. Además, sus raíces y hojas contienen vitaminas (complejo A, K, C y B), minerales (calcio, magnesio, potasio, zinc y hierro), micronutrientes, fibra, lecitina y colina.

Ahora bien, un estudio publicado en la revista Molecules en 2017 determinó que los polisacáridos presentes en el diente de león pueden ser beneficiosos para la función hepática. Para obtener estos beneficios será necesario preparar la raíz en infusión y beberla, como mínimo, 3 veces a la semana.

Enfermedades como la anemia, problemas de la tiroides y diabetes, pueden aumentar la sensación de frío en el organismo. Foto: GettyImages.
Puede apoyar la formación de glóbulos rojos y blancos, lo que ayuda a fortalecer el sistema inmunitario y combatir la anemia. - Foto: Foto Gettyimages

Por si fuera poco, la ‘Achicoria amarga’ brinda aportes de minerales como el hierro, el calcio y el magnesio. Por eso, se considera un buen complemento de la dieta para acelerar la recuperación de los episodios de anemia y fatiga.

Aunque se requieren más evidencias al respecto, una investigación publicada en la revista Advances in Hematology determinó que puede apoyar la formación de glóbulos rojos y blancos, lo que ayuda, entre otras cosas, a fortalecer el sistema inmunitario y combatir la anemia.

Infusión de diente de león

  • Colocar el agua y 1 cucharada de raíces de dientes de león en una olla y llevar a ebullición, dejar hervir durante 5 minutos.
  • Luego, retirar del fuego y dejar reposar por 5 minutos.
  • Por último, colar y beber cuando esté tibio.
  • Se recomienda beber este té 3 veces al día.

Jugo de diente de león

  • Colocar las hojas de diente de león en una licuadora, agregar agua de coco, batir y beber tres veces al día.
  • Generalmente, las hojas de diente de león tiene un sabor amargo y por eso se deben usar las más nuevas, que tiene un sabor menos intenso.

Otros alimentos para prevenir la anemia

Habas

  • Una taza de estas tiene tres miligramos de hierro, que es el 32 % de la ingesta diaria recomendada para los hombres y el 14 % para las mujeres.
  • Se sugiere consumirlas dos veces por semana para tratar la anemia. Cabe resaltar que se debe consultar con el médico especialista antes de consumirlas.

Avena

  • Según los expertos del Hospital de Niños Lucile Packard de Stanford se recomienda consumir avena diariamente para aumentar los niveles de hierro en el organismo.
  • Este es un cereal muy potente, ya que, con tan solo dos cucharadas de avena al día, se puede obtener hasta 4,5 miligramos de hierro.

Almendras

  • Comprenden uno de los frutos secos más ricos en hierro. Por cada 100 gramos de este producto, el organismo ingiere 4 mg de hierro, una cantidad muy notable para mantener los niveles de este nutriente.

Hierba de trigo

  • La ingesta del jugo de hierba de trigo puede ser eficaz para crear glóbulos rojos.
  • Esto se debe a sus altos contenidos de clorofila, que tiene la misma estructura molecular que la hemoglobina en la sangre. Además, también contiene hierro, lo cual es fundamental para combatir la anemia.