Las vitaminas son esenciales para conservar el buen estado de salud.
Las vitaminas son esenciales para conservar el buen estado de salud. - Foto: Getty Images

vida moderna

La vitamina que reduce los dolores que genera la irritación en el colon

La vitamina D es un nutriente importante para el funcionamiento óptimo del cuerpo humano.

El síndrome del intestino irritable (SII) es un trastorno intestinal crónico, recurrente y funcional. Las más recientes investigaciones han concluido que se pueden disminuir algunos de sus síntomas, incluyendo suplementos de vitamina D dentro del plan de alimentación diario, mejorando así la calidad de vida de quienes padecen esta enfermedad.

El Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK) explica que “el SII es un trastorno gastrointestinal funcional. Los trastornos gastrointestinales funcionales, que los doctores ahora llaman trastornos de las interacciones entre el intestino y el cerebro, están relacionados con problemas con la forma en que el cerebro y el intestino trabajan”.

“Estos problemas pueden hacer que el intestino se vuelva más sensible y cambie la forma en que se contraen los músculos del intestino. Si el intestino está más sensible, puede sentir más dolor abdominal e hinchazón. Los cambios en la forma en que los músculos del intestino se contraen causan diarrea, estreñimiento o ambos”.

Investigaciones para aliviar las molestias producidas por el colon irritable

En el European Journal of Clinical Nutrition, se publicó un reciente estudio del Departamento de Oncología y Metabolismo de la Universidad de Sheffield, en Reino Unido, cuyos resultados muestran que el bajo nivel de la vitamina D se asocia con el riesgo de sufrir cáncer colorrectal, así como en una mayor prevalencia de sufrir una enfermedad inflamatoria intestinal.

“La evidencia disponible sugiere que el bajo nivel de vitamina D es común entre la población que sufre la enfermedad y merece una evaluación y rectificación por razones de salud en general (…) Se sugiere una correlación inversa entre la vitamina D sérica y la gravedad de los síntomas del síndrome del intestino irritable y las intervenciones con esta vitamina pueden beneficiar los síntomas”, afirman los investigadores de este estudio.

Y aunque la administración de vitamina D no reduce la gravedad de los síntomas de la enfermedad, sí corrige algunas molestias. De hecho, los estudios concluyen que administrar suplementos de vitamina D a pacientes con problemas en el colon, puede contribuir a aliviar el dolor y otros síntomas característicos de esta patología intestinal como son la hinchazón abdominal, la diarrea y el estreñimiento.

Colon
La limpieza del colon es clave para evitar complicaciones de salud. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Suplementos de vitamina D para pacientes con SII

Bernard Corfe, el principal autor de la investigación, propone que se deberían analizar los niveles de vitamina D en todas las personas con SII (síndrome del intestino irritable), porque un elevado porcentaje de ellas se podría beneficiar al tomar suplementos de esta vitamina que, además, resulta imprescindible para mantener una buena salud ósea y mental, y una adecuada función inmune.

Aunque los resultados de esta investigación han dado luz sobre la acción de la vitamina D en la disminución de los síntomas del colon irritable, aún falta mucho por indagar. Este estudio de la Universidad de Sheffield indica que “los ensayos controlados aleatorios disponibles no proporcionan evidencia sólida y generalizable, por eso, se necesitan intervenciones más grandes y adecuadas para establecer un caso de aplicación terapéutica de vitamina D a este síndrome”.

¿Cómo obtener vitamina D?

El portal de Sanitas sugiere la ingesta de estos alimentos para aumentar la cantidad de vitamina D que necesita el organismo:

Los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés) señalan los alimentos que se destacan por su contenido elevado de vitamina D:

  • “Los pescados grasos, como la trucha, el salmón, el atún y la caballa, así como los aceites de hígado de pescado.
  • El hígado de ganado vacuno, la yema de huevo y el queso contienen cantidades pequeñas.
  • Los hongos aportan algo de vitamina D. Algunos hongos se exponen a la luz ultravioleta para aumentar su contenido de vitamina D”.