vida moderna

Las cuatro frutas que se deberían evitar antes de dormir

Las frutas y las verduras son indispensables para la alimentación y deben estar incluidas en una dieta saludable.


En la alimentación las frutas son consideradas como un alimento altamente saludable, pero los expertos aconsejan evitar el consumo de algunas de ellas en las noches.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) como la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) recomiendan un consumo mínimo de 400 gramos de frutas y verduras en el día.

Pero estas recomendaciones se hacen para consumir las frutas durante determinadas horas, pues en las noches pueden provocar insomnio, que es el trastorno del sueño.

De acuerdo al sitio web The objectiv las frutas que no se recomienda su consumo en las noches son las ricas en vitamina C, como el kiwi, las fresas, las naranjas y las mandarinas. La explicación que entregan en el mencionado portal es que estas frutas cítricas son alimentos muy ácidos, y al consumirse en la noche se puede generar una digestión pesada y ardores.

Para comer en las noches antes de acostarse, el consejo de los expertos es evitar estos alimentos y frutas que se mencionaron anteriormente. En su lugar, se pueden elegir un poco de yogur natural (o griego, si lo prefieres) y otros bocadillos saludables, así lo explican en Mejor con salud.

Otra recomendación es beber una infusión de manzanilla para tener una buena noche de sueño. Además, hay que realizar los hábitos de un sueño saludable.

Además de las frutas, también hay otros alimentos que los expertos advierten que no se deben consumir en las noches antes de acostarse a dormir.

Las barras de caramelo, ricos en calorías, puede ser un alimento inofensivo cuando se hace la ingesta de una pequeña barra en las noches, pero este “tipo de alimentos tienen un alto contenido en azúcares refinados que pueden alterar la calidad de sueño”, explican en el portal Mejor con salud.

Los especialistas indican que algunos de sus compuestos de estas barras estimulan la actividad del sistema nervioso y “ponen el cerebro en un estado de alerta que impide dormir”. Aunque no hay información científica que lo compruebe, también se tiene la idea que su consumo puede aumentar las probabilidades de sufrir pesadillas.

Muy pocos se resisten ante los placeres de un delicioso helado, pero este postre también es uno de los alimentos que se debe evitar su ingesta en las noches.

De acuerdo a Mejor con salud, una copa de helado puede concentrar altas dosis de grasas, azúcares y compuestos añadidos “que alteran el metabolismo y la actividad del sistema nervioso”

El consumo de este postre hace que la digestión sea más lenta y puede generar algunas molestias como el dolor y la inflamación, que van a desencadenar afectaciones en el descanso y el sueño en las noches.

“La carne roja, igual que las frutas mencionadas, es difícil de digerir. Y, además de por la noche, también deberías limitar el consumo de este tipo de alimento, ya que, junto con el embutido, está denostado por la Organización Mundial de la Salud (OMS)”, así lo explica el portal The objectiv.

También es importante señalar algunas frutas que los especialistas en alimentación recomiendan comer en las noches. Lo primero que se debe tener en cuenta es cenar al menos tres horas antes de acostarse, para evitar la acidez estomacal y que los alimentos sean digeridos correctamente. El portal Nutrición y farmacia explica que las frutas son una opción saludable para comer en la noche.

  • Manzana: tiene pocas calorías y un contenido alto de fibra. “Es rica en un antiácido natural, la glicina, por lo que combate la acidez estomacal y es un excelente regulador del intestino”, apunta Nutrición y Farmacia.
  • Mora: tiene un bajo contenido calórico y tiene un efecto de saciedad que ayuda a disminuir el hambre en la noche.
  • Frambuesa: al igual que la mora, aporta pocas calorías y es una opción saludable para comer antes de ir a dormir.