vida moderna

Las plantas y flores que estimulan el crecimiento del cabello y ayudan a prevenir su caída

Dos de los rasgos más característicos de este problema son la falta de brillo y la resequedad.


La caída del cabello es uno de los padecimientos más molestos para cualquier persona. Y la razón es bastante obvia, a nadie le gusta estar comiendo y que se caiga un pelo en el plato, o bañarse y ver como caen varias hebras en el suelo. Además, no solo por su parte estética, sino porque puede ser una alerta de que algo no está bien en el organismo.

Ya sea por el exceso de tintura, champús inapropiados, planchas o, incluso, los rayos solares, el cabello puede deteriorarse. Dos de los rasgos más característicos de este problema son la falta de brillo y la resequedad. Adicionalmente, esto va acompañado de debilidad, lo cual produce su caída, según el portal Mejor con Salud.

Por otra parte, un estudio publicado en el Dermatology Practical & Conceptual, afirma que uno de los principales efectos de la pérdida de peso o de un menor consumo de proteína es el efluvio telógeno agudo, que es una condición la cual causa una gran caída del cabello anormal, tanto en hombres como mujeres.

Caléndula: ¿cuáles son sus propiedades curativas y qué beneficios tiene?
Para evitar el encrespamiento, mantener hidratadas las fibras capilares y darle suavidad y brillo al pelo, se puede aplicar el aceite de caléndula. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Afortunadamente, existen varios remedios caseros a base de plantas y flores capaces de solucionar este problema y volver a tener la melena abundante que tanto se desea. Aquí algunos sugeridos por el portal especializado en salud Cuerpo y Mente.

Rosa

  • Las propiedades de la rosa ayudan a nutrir el cuero cabelludo, acondicionan e hidratan el cabello y también previenen la caspa.
  • Para esto se puede hervir pétalos de rosa en agua, dejar que se enfríe y usar la solución para enjuagar el cabello.

Jazmín

  • Si las personas también quieren que su cabello, además de lucir abundante huela bien, este es el remedio ideal. El jazmín es un perfume natural sin ninguno de los inconvenientes que suelen presentar los perfumes sintéticos.
  • Para esto se puede extraer su esencia calentando algunas flores en agua.
  • Dejar que se enfríe esta agua de jazmín y usarla para enjuagar el cabello.
  • Además, se puede mezclar con bicarbonato de sodio para utilizarlo como champú y acondicionador.

Caléndula

  • Para evitar el encrespamiento, mantener hidratadas las fibras capilares y darle suavidad y brillo al pelo, se puede aplicar el aceite de caléndula.
  • A la hora de peinar la cabellera por las mañanas, aplicar un poco de este aceite en la yema de los dedos y pasarlos por la melena sin tocar el cuero cabelludo.
  • También se puede hacer un tratamiento durante la noche: masajear bien el pelo con el aceite y recogerlo con una pinza o goma y cubrirlo con una gorra o toalla para ir a dormir sin manchar la almohada. A la mañana siguiente lavar el pelo con el champú habitual.

Romero

Hibisco

  • Tanto la flor como las hojas de la planta de hibisco tienen propiedades curativas. Sus principios activos rejuvenecen, hidratan y suavizan el cuero cabelludo y promueven el crecimiento del cabello.
  • Para esto, se puede aplicar en el cabello una infusión de flores de hibisco. Prepararla con una cucharada de hojas y flores secas por vaso de agua.

Árnica

  • Para los que no la conocen, esta flor es de la familia de las margaritas y actúa como un remedio natural ideal para muchos problemas del cabello.
  • El árnica rejuvenece el cuero cabelludo y estimula su crecimiento porque actúa sobre los folículos. Además, fortalece el cuerpo del cabello y ayuda a tratar la caspa y la caída.
  • Para esto, se puede diluir 20 gotas de tintura en una taza con agua y utilizarla luego para enjuagar el cabello.