vida moderna

Las tres semillas más importantes para incluir en la alimentación

Estos ingredientes contienen propiedades que aportan a la salud.


Si en algo insisten los profesionales de la salud, es en que la alimentación es un factor determinante en el desarrollo de diversas afecciones, así como en el bienestar del ser humano.

Una dieta que contenga los ingredientes necesarios para obtener los nutrientes esenciales es lo más recomendable si se quiere conservar el buen estado de la salud. Según precisan los especialistas, son seis los compuestos que intervienen en los distintos procesos del cuerpo y que deben ser suplidos a partir de los alimentos: el agua, las calorías, las proteínas, las vitaminas, los minerales y las grasas.

Cada grupo alimenticio (frutas, verduras, carnes, lácteos, entre otros) aportan más o menos cantidades de esos compuestos, los cuales gozan de una variedad de propiedades.

Las semillas son uno de los ingredientes que poco se tienen en cuenta al momento de realizar un régimen alimenticio, pese a sus múltiples cualidades para el cuerpo.

Selección de alimentos veganos ricos en fibra para cocinar
Cada grupo alimenticio (frutas, verduras, carnes, lácteos, entre otros) aportan más o menos cantidades de esos compuestos, los cuales gozan de una variedad de propiedades. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Como indica un artículo del portal Bien natural, la riqueza de las semillas está en su composición nutricional, la cual es asociada con características beneficiosas para prevenir las enfermedades cardiovasculares y otras afecciones que alteran significativamente la salud.

Tres son las semillas más conocidas y las que propician más bondades para el organismo: sésamo, lino y girasol.

La Fundación Española de la Nutrición precisa que la planta de sésamo es originaria de India y África, desde donde se extendió a otras regiones del mundo y se popularizó su uso como parte de la gastronomía. En la cocina, las semillas se han empleado para portarle un toque de sabor de las comidas, al tiempo que les da una consistencia más espesa.

Entre los nutrientes que contiene esta semilla se listan su aceite, proteínas y fibra, específicamente el aporte de fibra del sésamo es considerado bueno para mejorar la función intestinal. Igualmente, esta semilla es rica en minerales como el hierro, el zinc, el magnesio, el calcio, el fósforo y el potasio. También contiene vitaminas como la B6, la vitamina B1 y la vitamina E.

Gracias a estas cualidades se le atribuyen propiedades para conservar la elasticidad de la piel, así como favorecer el estado de salud en general.

Por su parte, las semillas de girasol se destacan por sus propiedades para el organismo. De acuerdo con el artículo compartido por Bien natural, entre las propiedades que se le otorgan a estas semillas se enlista que fortalece los dientes y huesos, facilita la formación de ADN y beneficia la salud del corazón.

Según el portal Mejor con Salud, las semillas de girasol poseen una cantidad importante de ácidos grasos, potasio, magnesio, calcio y fósforo. Entrando en detalle, por cada 100 gramos de este ingrediente, se obtienen:

  • 395 mg de magnesio
  • 22 mg de vitamina E
  • 730 mg de potasio
  • 8,5 gramos de hidratos de carbono
  • 28 gramos de proteínas
  • 47 gramos de grasas saludables
  • 100 mg de calcio
  • 595 mg de fósforo

También puede ser de interés:

Debido a estas características, las semillas de girasol se consideran beneficiosas para estimular la circulación, mejorar el rendimiento físico y optimizar las funciones cerebrales.

Además, son beneficiosas para el embarazo, puesto que las semillas de girasol contienen ácido fólico, necesarios para la formación de los bebés en la etapa de gestación.

Finalmente, las semillas de lino son recomendadas por ser ricas en ácidos grasos omega-3, los cuales tienen diversos usos en el organismo. Asimismo, son considerados por su aporte de energía.

“Proporcionan vitamina B1, un nutriente que participa en los procesos de producción de energía a partir de los alimentos y resulta esencial para la salud del corazón y del sistema nervioso. 15 g de semillas aportan aproximadamente el 15% de las necesidades diarias”, detalla el portal Cuerpo Mente.

Estas semillas se deben incluir en la alimentación para favorecer la circulación, mantener el equilibrio hormonal y reducir la inflamación.