Tendencias
Cuidado de la piel (Foto Getty)
Es importante contar con una rutina para el cuidado de la piel. - Foto: Getty Images

salud

Perejil y miel: así se pueden usar para reducir las arrugas y manchas de la piel

El cuidado es clave para disminuir la apariencia de los signos de la edad.

La imagen personal, la apariencia y el aspecto del cuerpo son muy importantes para muchas personas. Con el transcurrir del tiempo, los años dejan ver algunas señales de envejecimiento, que para algunos puede ser desagradable. Algunos signos en la piel como marcas, arrugas y líneas de expresión empiezan a ser una preocupación y uno de los dolores de cabeza para muchos.

Además de ser un proceso natural, existen diferentes factores que causan la aparición de las arrugas. Por ejemplo, la exposición solar es una de las principales. Según explica Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, es esencial proteger la piel del sol, incluso si no está expuesta directamente. Se recomienda aplicar fotoprotector (bloqueador solar) tres veces al día; especialmente si se permanece mucho tiempo frente a una pantalla (celular, computador, tabletas, entre otros), ya que la luz azul también afecta la piel.

La aparición de las arrugas se debe a que, con el tiempo, se disminuye la producción de colágeno, queratina y elastina en el cuerpo. El colágeno es una proteína que tiene como función brindar fuerza y elasticidad a la piel. Esta proteína no solo está presente en la piel, sino también en las uñas, los ligamentos, los huesos y los tendones, según explica Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

La elastina es una proteína que forma parte del tejido conjuntivo de la piel. Su función consiste en conservar la hidratación de la dermis y proteger las fibras de colágeno. Y la queratina es otro de los componentes de la piel que contribuye a combatir los signos del envejecimiento. Dentro de sus funciones, está brindar protección y elasticidad a la piel, junto a la elastina y el colágeno.

Además del envejecimiento, los embarazos, la obesidad y el cambio regular en el peso son factores que también contribuyen a la formación de flacidez en algunas partes del cuerpo. Los glúteos, los brazos y las piernas son algunas de las zonas donde más se evidencia esto.

La alimentación es indispensable para mantener todos los órganos del cuerpo saludable, incluyendo la piel, que es el más grande de todos. Para disminuir la prominencia de las arrugas y la flacidez es vital contar con cuidados diarios y hábitos saludables. Lo mejor es contar con una dieta balanceada, recomendada por un nutricionista, para incluir los alimentos necesarios para el bienestar del organismo y de la piel.

Existen algunas personas que eligen invertir su dinero en tratamientos, procedimientos y productos cosméticos que contribuyen al cuidado de la piel; sin embargo, otras optan por alternativas caseras, naturales y que no golpean fuertemente su bolsillo.

Perejil

Por lo general, este alimento es usado en la cocina para preparar ensaladas y otros platos. Sin embargo, además de brindar al organismo calcio, hierro, ácido fólico, vitamina A, vitamina C y vitamina K, también funciona como un antioxidante para disminuir los signos de la edad como las arrugas. El portal Salud 180 explica cómo preparar un tratamiento facial para mejorar la apariencia de las líneas de expresión.

Ingredientes

  • 5 ramas de perejil
  • 5 gotas de zumo de limón
  • Una cucharada de aceite de oliva
  • 2 rodajas de pepino

Preparación

  1. Se deben picar finamente las ramas de perejil.
  2. El pepino debe ser triturado, hasta convertirse en puré.
  3. Mezclar todos los ingredientes.
  4. Lavar el rostro previamente.
  5. Aplicar la mascarilla y dejarla actuar durante 15 minutos.
  6. Retira con agua tibia y luego enjuagar con agua fría.
  7. Este tratamiento se puede aplicar una vez por semana para eliminar las manchas y las arrugas.

Miel

La miel es un alimento que posee aminoácidos, enzimas y antioxidantes que nutren las células para regular el ph y mejorar el proceso de reparación celular de la piel. Asimismo, tiene propiedades que contribuyen al proceso de cicatrización y rejuvenecimiento, por lo que es muy importante para el cuidado de la piel.

¿Cómo aplicarla?

Se pueden preparar diferentes mascarillas con miel. Puede ser con avena, limón o leche de coco. El portal Mejor con Salud explica cómo prepararla un tratamiento rejuvenecedor, que ayuda a hidratar la piel y a disminuir las manchas, especialmente, del rostro.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de miel (50 g)
  • 4 cucharadas de leche de coco (40 ml), puede reemplazarse por limón o avena.

Preparación

  1. Se mezclan en una taza la miel con la leche de coco. El resultado debe ser homogéneo.
  2. Limpiar el rostro muy bien.
  3. Aplicar el producto en el rostro.
  4. Dejar que actúe al menos 20 minutos.
  5. Enjuagar con abundante agua.
  6. Este tratamiento se puede realizar todas las noche antes de dormir.