vida moderna

Pies secos y agrietados: remedios caseros con ingredientes de cocina

El bicarbonato de sodio puede servir como un excelente exfoliante casero para suavizar la piel de los pies y combatir las molestas durezas.


Generalmente, una de las causas de los pies secos es la deshidratación, la cual genera descamación y engrosamiento de la piel, además de provocar los temidos callos.

En concreto, los callos son causados por presión o fricción en la piel. La mayoría de veces se presentan por usar calzado que no se ajusta bien, según el portal especializado en salud Medline Plus.

Además, son áreas duras y gruesas de piel que frecuentemente causan incomodidad y molestias; y además de los pies, también pueden aparecer en las palmas y dedos de las manos.

Por fortuna, se pueden eliminar desde la comodidad de la casa, eso sí, con el uso de remedios caseros seguros y efectivos, no con técnicas con objetos afilados que “retiran” la callosidad, pero que lo único que en realidad provocan es una lesión en la piel que puede agravarse, según el portal Panorama Web.

Callos en los pies.
Los callos son causados por presión o fricción en la piel. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Remedios caseros para la resequedad de los pies

Plátano

  • El plátano es rico en vitamina B6, potasio y vitamina C, nutrientes que mejoran significativamente la apariencia de la piel de los pies.
  • Para esto se puede hacer un puré con esta fruta y aplicarlo.

Leche

  • Tener unos pies perfectos se puede lograr con unas cuantas gotas de leche.
  • Para esto se deben sumergir en un recipiente con cinco vasos de leche natural; dejar que el remedio casero actúe durante 20 minutos y después enjuagarlos.

Miel

  • Este ingrediente de cocina soluciona de manera progresiva el problema de los pies secos y agrietados, a la vez que sirve como tratamiento contra el pie de atleta.
  • Para esto se debe aplicar una ligera capa de miel en los pies y masajear.

Aceite de oliva

  • Este es, sin duda, el mejor aliado para tener los talones suaves.
  • Para esto sumergir los pies en un recipiente con un litro de agua y diez cucharadas de aceite de oliva.
  • Hacerlo a diario durante todas las noches y los pies podrán recuperar su vitalidad.

Vinagre

  • El vinagre tiene ácido acético, una sustancia que suaviza la piel seca de los pies.
  • Para su correcto uso, se debe humedecer un algodón y pasarlo por las zonas a las que les falte hidratación.
  • La diferencia en la piel se notará de inmediato.

Remedios para callos en los pies

Limón

  • Este remedio casero es sencillo y rápido de hacer, ya que para eliminar los callos en los pies tan solo se necesita aplicar unas gotas de limón sobre estos y dejarlas actuar durante toda la noche.
  • A la mañana siguiente, enjuagar los pies y protegerlos de la fricción con medias. Hacer este truco de belleza durante una semana y para notar el cambio.

Cebolla

Manzanilla

  • Otro de los remedios caseros que quitan los callos de los pies es la manzanilla, una planta medicinal que los elimina sin dolor alguno: preparar dos tazas de té y sumergir los pies en la infusión durante 15 minutos; mientras esto sucede, masajear el área con una piedra pómez.

Bicarbonato de sodio

  • El portal Mundo Deportivo, en su sección de salud y bienestar señala que, por un lado, puede servir como un excelente exfoliante casero para suavizar la piel de los pies y combatir las molestas durezas presentes mayormente en los talones.
  • Mezclar cuatro cucharadas de bicarbonato, dos de agua y un par de gotas de lima; aplicar la pasta en los pies.
  • Después, cubrirlos con medias y dejarlos reposar durante toda la noche; enjuagar en la mañana. Hacer este remedio casero diariamente para quitar los callos de una forma rápida.