vida moderna

Qué es más saludable, ¿bajar de peso lento o rápidamente?

Las fórmulas fáciles, las dietas mágicas y los resultados rápidos no existen.


Las personas cuando están inconformes con el peso buscan fórmulas mágicas y métodos rápidos para lograr disminuir tallas. Sin embargo, es importante entender que en la alimentación está el éxito para tener un cuerpo saludable.

Todo es cuestión de tiempo y perseverancia, ya que los cuerpos son diferentes y con ello los procesos son individuales.

Por tal razón, las dietas de una semana no son eficientes para bajar de peso, porque, de acuerdo con expertos en el tema, esto podría ocasionar efecto rebote (se recupera el peso perdido cuando se termina la dieta rápida). Asimismo, se puede ocasionar que la persona se estanque en el peso. Es decir, no sube ni baja de peso.

“Las personas que pierden peso rápidamente en comparación con las que lo pierden lentamente no obtienen ningún beneficio adicional para la salud y es la cantidad de peso perdido en general lo que puede tener un impacto”, señaló un estudio sobre el tema de la Universidad de York.

Asimismo, el estudio explica que es importante “buscar intervenciones que se centren en el control del peso a largo plazo y que puedan lograr una pérdida de peso sostenida en la recomendada de una a dos libras por semana”.

En consecuencia, los expertos aseguran que para ver cambios hay que hacer pequeñas modificaciones diarias en la alimentación y en el cuidado físico como el ejercicio, ya que la constancia es otro factor clave para lograr ver resultados.

De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda realizar mínimo 30 minutos de caminata moderada. Lo vital es que tenga un gasto energético.

No obstante, si la persona no cuenta con tiempo para hacer ejercicio o simplemente no le gusta, tener una buena alimentación la ayudará a estar saludable, ya que el cuerpo antes de estar bien por fuera necesita estar bien por dentro, y a esto se llega con nutrientes que se obtienen de una buena alimentación, según explicó una experta en alimentación.

Asimismo, aseguran que para perder peso es clave tener un déficit calórico que es cuando las personas consumen menos calorías que las que gasta en el día a día y, que la clave está en alimentarse de forma saludable sin necesidad de hacer dieta.

Por ejemplo, si a la persona le gusta el arroz, no es necesario retirarlo del plan de alimentación, solo hay que saber en qué cantidad consumirlo para lograr un déficit calórico.

Otra recomendación es evitar las grasas, implementar las verduras, reducir tanto los azúcares como las bebidas alcohólicas.

Ejercicio
Ejercicio - Foto: Getty Images

De igual forma, es importante pensar en positivo y decir “sí puedo” y quitarse de la cabeza el “no puedo”, porque los resultados no son rápidos y, es probable que, en la mitad del proceso al no ver resultados, las personas se desanimen y renuncien a conseguir los objetivos. La clave está en ser consciente sobre lo que se está ingiriendo y en el proceso en el que está.

Igualmente, es clave comer lento, concentrarse en la transformación y disfrutarla, ya que la ansiedad no es una buena aliada para lograr ver resultados. No obstante, es importante consultar a un experto para que guíe cada proceso.

Hay que señalar que, la edad es un factor que tiene un rol importante al momento de bajar de peso y quemar grasa corporal, pues a medida que se envejece, el cuerpo tiene cambios hormonales y metabólicos que impide la quema de calorías con facilidad.

Asimismo, la ansiedad, el estrés o la falta de autocontrol impactan la manera en que cada cuerpo almacena o procesa la grasa.

Otro de los motivos importantes que hay que entender para tener en cuenta por qué la dificultad de bajar peso está la genética, que influye directamente con el metabolismo de las personas.

Por tal razón, cada proceso es diferente y para obtener resultados es mejor estar guiado por un experto en el tema.