Tendencias
Estreñimiento: Así podrá aliviarse con jugos de frutas naturales
Algunos jugos de productos naturales pueden ayudar a potenciar el funcionamiento del cuerpo. - Foto: Getty Images

vida moderna

¿Qué jugos sirven para desinflamar las articulaciones?

El dolor en las articulaciones puede ser suave y causar molestias solo después de ciertas actividades.

Las articulaciones son las zonas donde se unen dos o más huesos y muchas enfermedades pueden afectar las articulaciones y, a menudo, causan dolor y provocan rigidez, enrojecimiento e hinchazón, de acuerdo con Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Además, explicó algunas de las enfermedades que afectan a las articulaciones son:

  • Artritis: puede causar dolor e hinchazón en las articulaciones. Hay muchos tipos de esta enfermedad. La osteoartritis es la más común. Con el tiempo, la artritis puede causar graves daños en las articulaciones. Además, se conoce que afecta a personas de todas las edades. Una lesión en la articulación cuando joven puede causar osteoartritis más adelante en la vida.
  • Lupus: esta enfermedad autoinmune afecta a muchas partes del cuerpo y puede causar dolor articular y muscular. Algunos tipos de lupus suelen causar artritis.
  • Síndrome de Sjögren: esta patología autoinmune afecta las glándulas que producen humedad en muchas partes del cuerpo. Los síntomas principales son sequedad en los ojos y la boca, pero a menudo también causa dolor en las articulaciones.

Por ello, el portal Cocina Fácil reveló que existen algunos jugos que ayudan a tratar las molestias, pues tienen propiedades desinflamatorias.

Así las cosas, los jugos son:

  1. Jugo de naranja, ajo y perejil: Se licuan un par de ajos con unas ramas de perejil y el zumo de cinco naranjas.
  2. Jugo con pepino, aceite de oliva y cebolla: En una licuadora se procesan todos los ingredientes y se consume en ayunas.
  3. Jugo de zanahoria, pepino, y agua: Todos los ingredientes deben mezclarse hasta conseguir una mezcla homogénea para poder consumir en ayunas.

También es importante consumir alimentos que aumenten la producción de colágeno, pues es una sustancia que aporta grandes beneficios al organismo y está presente en la piel, los huesos, ligamentos, tendones y cartílagos, proporcionándoles resistencia y elasticidad, además de resultar imprescindible para los músculos y los órganos.

Entre el tipo de alimentos que contienen colágeno destacan los ácidos grasos, concretamente omega 3, 6 y 9, que ayudan a que las hormonas se regulen, interviniendo en el proceso de producción del colágeno. Estos ácidos están presentes en alimentos como los frutos secos y el salmón.

Otros alimentos que son recomendados para mejorar la producción son: huevos, verduras, carnes rojas, pollo; cítricos (pomelos/toronjas), bayas (frambuesas, arándanos y moras), frutas tropicales (mango, kiwi, piña y guayaba), ajo, hojas verdes (espinaca, col rizada, acelgas, brócoli y demás verduras de ensalada) y tomates.

No obstante, al igual que con cualquier alimento o suplemento que se quiera incluir en la dieta diaria, es importante consultar al médico tratante o a un nutricionista sobre cuál es la mejor manera de consumir, y si las condiciones médicas ya existentes no son un impedimento para beneficiarse de las propiedades de los alimentos ya nombrados, pues la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica.

Por su parte, el sitio web informativo para pacientes de la American Society of Clinical Oncology (la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica, ASCO) recomendó:

  • Fisioterapia. Un fisioterapeuta puede ayudar a restablecer la función de una articulación y enseñarle a aliviar el dolor con ejercicios simples o dispositivos de asistencia.
  • Acupuntura. Algunos estudios demuestran que la acupuntura (en inglés) puede aliviar el dolor articular relacionado con la terapia con inhibidores de aromatasa. La acupuntura supone colocar pequeñas agujas en puntos específicos del cuerpo.
  • Hacer ejercicio. Se ha demostrado que los ejercicios suaves y de elongación pueden reducir el dolor articular. El ejercicio también puede ayudarlo a controlar el peso para que haya menos presión en las articulaciones. Además, puede fortalecer los huesos y los músculos que rodean las articulaciones, y aumentar la flexibilidad articular.