Circulación
La mala circulación se puede presentar cuando hay enfermedades de base como el colesterol y la presión arterial. - Foto: Getty Images

vida moderna

¿Qué no se debe comer cuando se tiene mala circulación?

Los problemas circulatorios pueden estar relacionados con la alimentación.

El portal de medicina y salud Medline Plus explica que el sistema vascular está compuesto por una red de vasos sanguíneos; allí se encuentran las arterias, que son las encargadas de transportar sangre rica en oxígeno desde el corazón hacia los tejidos y los órganos, también se encuentran las venas que se encargan de llevar el líquido rojo y los productos de desecho de regreso al corazón; además, están presentes pequeños vasos sanguíneos que conectan las arterias pequeñas con las venas del mismo tamaño.

Algunos alimentos puede inducir a que la circulación empeore. La nutricionista Anna Vilarrasa menciona, en una publicación del portal de salud, belleza y cuidado personal Mejor con Salud, que una dieta rica en grasas, azúcares y algunos minerales es dañina para los vasos y el flujo de sangre normal que circula por las venas y las arterias. La especialista menciona que hay cuatro tipos de alimentos que es mejor evitar si se padece de una enfermedad que causa mala circulación o si se es propenso a la enfermedad.

  • Alimentos con un alto contenido de sodio (sal): cuando se consumen productos que tienen un alto contenido de sodio se genera una retención de agua lo que puede hacer que el volumen de la sangre aumente; por lo que estos alimentos pueden ser una amenaza tanto para los vasos sanguíneos como para las arterias. Se deben evitar los productos procesados como los de panadería, embutidos, salsas, caldos y aderezos comerciales. La especialista también sugiere un consumo moderado de las conservas de pescado, las aceitunas y el queso.
  • Carne roja y procesada: no todas la carnes repercuten en la salud de la misma manera; todo dependerá del grado de procesamiento de la misma. El consumo de carne roja por sí sola se considerada como factor de riesgo para padecer enfermedades cardíacas y problemas en la circulación sanguínea.
.
Algunos expertos mencionan que el consumo excesivo de carne roja puede ser perjudicial para la salud. - Foto: Getty Images
  • “La diferencia entre los dos tipos de carne se puede explicar por la mayor presencia de sodio y otros aditivos en los productos cárnicos elaborados. El estudio habla en concreto de víveres como el tocino, los perritos calientes, las salchichas, el salami y otros embutidos”, menciona la especialista.
  • Alimentos con grasas hidrogenadas: aún se están investigando este tipo de lípidos y grasas trans; estos se encuentran de manera natural el algunas carnes, pero se cree que sus efectos son nocivos para la salud.
  • El medio menciona que algunos estudios han demostrado que este tipo de grasas incrementan los triglicéridos y el colesterol malo en la sangre. El exceso de este lípido impide la libre circulación de la sangre por las venas e incluso puede taponarlas. La especialista recomienda evitar consumir margarinas vegetales, productos de pastelería y panadería elaborados de forma industria y comidas rápidas.
  • Azúcares añadidos: el azúcar hoy en día es uno de los componentes que causa una mayor cantidad de problemas en la salud, entre ellos, la circulación sanguínea. Consumir demasiada azúcar también aumenta el riesgo de padecer diabetes tipo 2. La especialista menciona que “los niveles altos de glucosa en sangre afectan el estado de las paredes arteriales y venosas. Con el paso del tiempo, son más frágiles y menos funcionales, por lo que crece la posibilidad de desarrollar una enfermedad cardiovascular”.

Cómo prevenir las enfermedades vasculares

El portal de salud y medicina MedlinePlus menciona algunas recomendaciones.

  • Hacer cambios saludables en el estilo de vida: comer una dieta saludable para el corazón y hacer más ejercicio.
  • Evitar el consumo de tabaco.
  • Mantener la presión arterial y el colesterol bajo control.
  • Si se padece de diabetes, estar bajo observación médica.
  • Tratar de no estar sentado o parado durante largos períodos de tiempo. Las persona que debe estar sentada durante largos períodos debe moverse y caminar durante una hora seguida, después de su actividad o entre ella.
  • Si se tiene un viaje largo, se recomienda usar medias de compresión y estirar las piernas con regularidad.