salud

¿Qué provoca la falta de vitaminas en el cuerpo?

Cada vitamina cumple una función importante en el organismo.


Para mantener un cuerpo saludable y evitar el riesgo de sufrir enfermedades es necesario tener una alimentación saludable. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, “en todo el mundo, las dietas insalubres y la falta de actividad física están entre los principales factores de riesgo para la salud”.

Una dieta equilibrada es aquella que incluye los alimentos necesarios para proporcionar los nutrientes que el cuerpo necesita para funcionar óptimamente. “Es necesario el consumo diario de frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, leche, carnes, aves y pescado y aceite vegetal en cantidades adecuadas y variadas”, detalla el Ministerio de Salud de Colombia.

Los alimentos se clasifican en dos grupos: los macronutrientes, al cual pertenecen los carbohidratos y las proteínas, y los micronutrientes, donde están los minerales y las vitaminas. Estas últimas son nutrientes necesarios para la regulación de diferentes funciones en el cuerpo. El portal Salud 180 destaca su función en la formación de tejidos, células de la sangre, material genético, hormonas y sustancias químicas para el sistema nervioso.

Cuando no se tiene una alimentación saludable, el organismo tiene dificultades para funcionar al 100%, especialmente en el caso de los niños. “Un tercio de la población mundial no puede desarrollar todo su potencial físico e intelectual debido a la carencia de vitaminas y minerales”, señala un informe del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

El déficit de vitaminas aumenta el riesgo del desarrollo de enfermedades carenciales. El portal Mejor con Salud destaca los síntomas o afecciones que se pueden presentar si se tiene la carencia de alguna vitamina.

Vitamina A

La carencia de esta vitamina es poco frecuente. Cuando esto sucede se pueden presentar dificultades en la visión o ceguera. Su déficit puede afectar gravemente el desarrollo de los niños. De acuerdo con Unicef, “la carencia de Vitamina A afecta en los países en desarrollo al sistema inmunológico de aproximadamente el 40% de los niños menores de cinco años. Supone la muerte de 1 millón de niños y niñas cada año”.

Vitaminas B

El complejo B es un grupo de ocho vitaminas, las cuales “ayudan al proceso que hace su cuerpo para obtener energía de la comida que usted consume”, reseña Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos. Este conjunto de micronutrientes pueden encontrarse en el pescado, pollo, carne de res, huevos, productos lácteos, frijoles y hojas verdes.

De acuerdo con Mejor con Salud, a continuación algunas de las afecciones que pueden sufrir las personas si carecen de las diferentes vitminas B:

  • Vitamina B1 o tiamina: su deficiencia aumenta el riesgo de padecer “beriberi”, una enfermedad neurológica, la cual puede conducir a trastornos cardiovasculares.
  • Vitamina B2 o riboflavina: problemas en las mucosas, como ojo seco, lagrimeo constante, inflamación de la lengua, etc.
  • Vitamina B3 o niacina: la falta de esta vitamina ocasiona una enfermedad grave llamada “pelagra”.
  • Vitamina B5 o ácido pantoténico problemas neurológicos, dermatológicos y gastrointestinales.
  • Vitamina B6 o piridoxina: problemas digestivos o nerviosos.
  • Vitamina B9 o ácido fólico: anemia de tipo megaloblástico. También afecta el crecimiento y el desarrollo mental normal.
  • Vitamina B7 o biotina. Cuando hay un déficit de esta vitamina hay riesgo de padecer dermatitis y problemas gastrointestinales, nerviosos y musculares.
  • Vitamina B12 o cobalamina. Anemia perniciosa y problemas sanguíneos y neuromusculares.

Deficiencia de vitamina C: cansancio y debilidad, encías inflamadas que sangran fácilmente en la base de los dientes, hemorragias en la piel y otras hemorragias. Por ejemplo, sangrado nasal, sangre en la orina o en las heces, estrías hemorrágicas debajo de las uñas y anemia.

Deficiencia de vitamina D: la carencia de este tipo de vitamina puede producir cansancio, dolor o debilidad muscular, sobre todo en la parte inferior de la espalda y en las caderas.

Vitamina E: cuando hay un déficit grave de esta vitamina se pueden presentar síntomas neurológicos como equilibrio y coordinación deficiente (ataxia), daños en los nervios sensoriales (neuropatía periférica), debilidad muscular, y daños en la retina del ojo.

Vitamina K: hematomas (moretones) y problemas de sangrado debido a que la coagulación de la sangre es más lenta. Debilidad en los huesos y mayor riesgo de osteoporosis.